REDcientifica

Cancún: Análisis de un fracaso
3.796 visitas desde el 10/05/2011
Pedro Pozas Terrados
Sociología, Economía

La asamblea de Cancún para buscar soluciones al cambio climatico, fracasó antes de comenzar. Los intereses políticos y de las multinacionales, hacen fracasar todo intento de progreso para parar el cambio climático que afecta a todo el planeta.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

El Protocolo de Kioto, firmado en 1997 y que debe ser sustituido en 2012, ha sido un completo fracaso político, lleno de intereses y egoísmos por parte de unos déspotas que dicen llamarse representantes del pueblo y que sólo han conseguido en muchos años de reuniones, despertar la avaricia, viajar, gastarse millones de euros para no llegar a ningún acuerdo global y reírse del planeta y del sufrimiento de sus gentes. Lo que nació como una esperanza y un orgullo a la humanidad, al haber sido capaces de unirse la mayoría de los países del mundo para tomar una solución urgente y eficaz contra el cambio climático, reconociendo la culpabilidad del ser humano en su detonante, ha resultado ser uno de los engaños y fracasos más grandes de la historia.

En Cancún, la última reunión celebrada en México, como las anteriores, es una vergüenza para la dignidad de los seres humanos que han puesto sus esperanzas en unos políticos que sólo saben concentrarse en corrupciones y en luchas de poder, en colaboraciones con el poder económico y las multinacionales , en ocasiones para su propio beneficio.

Antes de esta reunión celebrada el pasado mes de diciembre del 2010, ya desde las más altas esferas, se apuntaba como un nuevo fracaso. Entonces.... ¿por qué se realizan y se gasta tanto dinero perdido en estos eventos? Como bien señaló el sociólogo Michael Löwy: los dirigentes de los principales países tienen la urgente necesidad de no hacer nada. Así lo demostraron, no habiendo acudido casi ninguno de ellos a Cancún. Asuntos de Estado más importantes que la destrucción de nuestro planeta y el estar al borde del no retorno, acaparaban sus agendas de luto e inmoralidad.

Se ha llegado a una vía muerta, en la que sin remedio los estados tienen que plantearse su fracaso y recuperar la pérdida de tiempo, tomando medidas drásticas de forma inmediata, obligando a las multinacionales que cesen su destrucción abusiva a la biodiversidad del planeta y no concentrarse en el ridículo con la compra y venta del CO2.



Para Daniel Tanuro, experto analista, estas reuniones sólo han servido para “hacer creer que hay piloto en el avión. Pero no hay piloto. O más bien, el único piloto es automático: la carrera por el beneficio de los grupos capitalistas lanzados a la guerra de la competencia por los mercados mundiales”

Triste lamento para un planeta moribundo y que nos pide ayuda sincera y soluciones efectivas. Los políticos no saben gobernar los estados, debe de existir un cambio en el sistema político mundial para que las sociedades progresen hacia el bienestar y no hacia el caos, la crisis y la destrucción de nuestro único hogar.

De Cancún han salido algunas propuestas que hacen llorar de pena hasta al más ignorante, como por ejemplo crear un Fondo Verde Climático de préstamos y donaciones siendo el Banco Mundial el encargado de administrarlo. Precisamente el banco Mundial, uno de los responsables de la destrucción de los bosques, del hambre, de la pobreza, del desastre humano. El Banco Mundial y el Fondo Monetario que manejan a los políticos a su antojo, los utilizan como marionetas poniendo a sus países bajo las botas de su poder económico, estrangulando al ciudadano. Otro de los acuerdos estrella es la creación de un Programa REDD (Reducción de Emisiones por degradación), que va a favorecer la privatización de los bosques y el monocultivo con sus desiertos verdes. Como vemos, siempre por medio los mismos para garantizar su riqueza, su ambición y gobernar al mundo a su antojo y no con el corazón. ¿De que casta están hechos estos impresentables?

No hay solución, mientras no se cambien las directrices mundiales, mientras que seamos gobernados por representantes ineptos que hacen el juego al capitalismo. Después, cuando terminan su vida política, son colocados como consejeros en grandes multinacionales por el buen servicio prestado, no a su país o pueblo, sino a los intereses empresariales.

Las multinacionales están arrasando los recursos naturales del planeta y jamás desde estas reuniones, se ha pedido que paren o se ha legislado para que cumplan con las leyes medioambientales de sus países de origen en su explotación a terceros. Se siguen deforestando las selvas, destruyendo los bosques primarios para plantar palma de aceite utilizada en biocombustibles, se siguen plantando millones de hectáreas de monocultivos, de cultivos transgénicos, de presas y pozos petrolíferos en las selvas, se esta permitiendo el asesinato de lideres indígenas y de campesinos que luchan por sus tierras, se están expulsando a pueblos enteros de sus casas por el beneficio de las multinacionales, agotando los caladeros de pesca... y podríamos continuar indefinidamente. Pero nada se hace por evitarlo. Los gobernantes callan, el pueblo sufre y el planeta se nos va de las manos por incompetencia de unos desleales que les sale el dinero por las orejas y bailan al tambor de su amo: el poder económico.

Y mientras, los países pobres, con sus políticos igual de corruptos, luchan por sobrevivir. Se habla ya de migraciones organizadas de países enteros. En Mozambique y Gambia el nivel del mar está creciendo. Hay ciudades que se encuentran en esos países en cota cero, a punto de ser engullidas por el mar. Los glaciares de la patagonia que cubren parte de Argentina y Chile, seguidos de los de Alaska y sus cordilleras costeras, están menguando, perdiendo masa de una forma rápida. El ártico es navegable en muchos tramos que hasta se esta pensando en la explotación de sus recursos naturales. En Pakistán cuatro millones de personas se ven afectadas por las inundaciones y más de 2.000 personas encuentran la muerte. China 3.000 muertos por inundaciones y centeneras de personas desaparecidas. Rusia llega a 34 grados de temperatura con miles de incendios forestales y decenas de muertos. En Perú se ha alcanzado los 24 grados bajo cero y centenares de niños muertos de frío y nuemanía, al igual que muchos agricultores. Bolivia miles de peces muertos en los ríos por altas temperaturas. Colombia más de doscientos muertos y Brasil recientemente más de 600 muertos por desprendimiento de una montaña e inundaciones. Podríamos seguir con los indicadores de este desastre climático que nos ha dejado el año 2010 y que sobre todo se produce además de por los diferentes gases vertidos a la atmósfera, por la destrucción de las selvas que alteran los vientos planetarios y origina el desequilibrio mundial.

Acuerdo de los Pueblos

Paralela a la reunión fracasada de Cancún, se ha celebrado la Conferencia Mundial de los pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. Una reunión alternativa que ha pasado desapercibida interesadamente por los medios de comunicación y que se celebró en Cochabamba (Bolivia). En ella se plantearon otorgar derechos a la Tierra, reconociendo a la Madre Tierra como un ser vivo, con el cual tenemos una relación indivisible, interdependiente, complementaria y espiritual. Y por ello, la Tierra tiene derecho a la vida y a existir; a ser respetada; a la continuación de sus ciclos y procesos vitales libre de alteraciones humanas; a mantener su identidad e integridad como seres diferenciados, autorregulados e interrelacionados; al agua como fuente de vida; al aire limpio; a la salud integral; a estar libre de la contaminación y polución, de desechos tóxicos y radiactivos; a no ser alterada genéticamente y modificada en su estructura amenazando su integridad o funcionamiento vital y saludable; a una restauración plena y pronta por las violaciones a los derechos reconocidos causados por las actividades humanas.

También se indicó que el mercado de carbono se ha transformado en un negocio lucrativo, mercantilizando el planeta, sin representar una alternativa para afrontar el cambio climático, ya que saquea, devasta la Tierra, el agua e incluso la vida misma.

Frente a la inexistencia de una instancia legal que prevenga y sancione todos aquellos delitos y crímenes climáticos y ambientales que atenten contra los derechos de la Madre Tierra y la humanidad, en este foro se ha demandado la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática y Ambiental que tenga capacidad jurídica vinculante de prevenir, juzgar y sancionar a los Estados, las Empresas y personas que por acción u omisión contaminen y provoquen el cambio climático. Este Tribunal debería estar abierto ante cualquier demanda que cualquier ciudadano del mundo.

Algunas soluciones urgentes a desarrollar

Pensar a largo plazo: Las peores consecuencias del cambio climático que los políticos no quieren combatir, lo pagarán los países en desarrollo y las generaciones futuras. Por ello se debe de actuar con rapidez y con medidas a corto y largo plazo, sin importar el signo político y sin que las medidas sean manipuladas por el poder económico.

Innovación: Es preciso que el mundo desarrolle de forma urgente tecnologías de producción y energías libres, cuyas patentes están compradas o ignoradas por claros intereses comerciales. Utilización del agua de mar como complemento medicinal de forma gratuita para todos los seres humanos.

Cambios en el estilo de vida: Debemos de poner en práctica actuaciones locales con pensamientos globales, con el fin de preservar los derechos de la Tierra.

Cuidar el planeta: La declaración de los derechos de la Tierra deben ser Universales y ratificado por las naciones Unidas. La protección de las selvas tropicales como patrimonio de la humanidad, bosques primarios y biodiversidad, debe ser un acto preferente en todas las actuaciones del ser humano. La conservación y protección de los pueblos indígenas y sus tierras, así como su sabiduría, ha de ser el estandarte de una nueva sociedad basada en la conservación de nuestro entorno y en el respeto a la vida.

Acciones contra las multinacionales: Todas las empresas que operan en territorios de otros estados, deben acatar la legislación de los países de origen, prohibiéndolas destruir la biodiversidad de los ecosistemas.

Establecimiento de cascos verdes: Se necesita una fuerza armada internacional que garantice el cumplimiento de una legislación ambiental a nivel mundial y que proteja los derechos de la Tierra.

La puesta en marcha de un Tribunal Internacional de justicia climática y ambiental.

Estabilidad económica: Los bancos deben ser controlados por el Estado y vigilar que sus inversiones o proyectos , no destruyan el medio ambiente ni atenten contra culturas y pueblos nativos.

Cambio del Sistema Político actual: Se necesita con urgencia y para que la sociedad crea de nuevo en la política, que su sistema sea cambiado radicalmente. Que se quiten los sueldos vitalicios por ejercer un cargo en la Administración o en cualquier función pública, que no estén vinculados con empresas ni ejerzan más de una función que no sea la propia por la que ha sido elegido, que sus sueldos sean normales y en proporción a un trabajador, que al dejar de ser políticos se conviertan sencillamente en ciudadanos normales sin con privilegios especiales, que ninguna empresa pueda contratar a ningún político en el transcurso o pasado el periodo del cargo, que los ministros y directores generales no posean vinculación familiar y de ninguna clase con multinacionales o empresas que puedan llegar a favorecer, que sus programas sean firmados bajo notario y en caso de no cumplirlo sean juzgados por lo penal por delito de engaño, que en el momento que algún político este involucrado en tramas o corrupción se le expulse y juzgue.....y podríamos seguir con numerosas normas que deberían de realizarse para que el político no fuera una persona infalible e intocable, siendo tratado en todos los aspectos como simples ciudadanos. La humildad y la entrega deberían ser sus armas y no la arrogancia y la prepotencia.

Movilizarse para el cambio: El ciudadano debe de abrir los ojos, unirse, movilizarse y exigir políticas responsables con el medio ambiente. No ser meros espectadores, sino actores principales de un mundo que es nuestro y no de unos pocos que intentan exprimir a muchos.

Estas serian unas primeras medidas para que el cambio que tanto pedimos desde la propia base de la humanidad, llegue a convertirse en una realidad y en consecuencia, salvar nuestra morada, nuestra dignidad y nuestro mundo.

Seamos responsables. La fuerza se encuentra en cada uno de nosotros. Lo único que falta es Unidad y Acción. Dos elementos que unidos se convierten en una potencia indestructible, herramienta de trabajo que debemos tener todos los ciudadanos.



 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios




REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento





Últimos comentarios
» lamentable pero cierto cabal reflexion
» Se supone que el cerebro es hipoactivo durante un paro cardíaco. Sin embargo, el estado neurofis...
» Les recomiendo leer la fuente original de la información http://m.pnas.org/content/110/35/1443...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (2)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator