REDcientifica

Cartas de Martes a Domingo
883 visitas desde el 22/11/2015
Manuel de la Herrán Gascón
Universidad de Deusto

Gnoseología, Filosofía

http://www.taichixinyi.org.es/

Publicado en la revista de la Asociación Española de Tai Chi Xin Yi.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

Lo intuitivo y lógico es pensar que la Tierra es plana, y que se extiende sin fin hacia abajo, mientras un cielo igualmente interminable cubre nuestras cabezas, y que nos encontramos en el límite entre estos dos infinitos. Pero es interesante la hipótesis de que vivimos no en una superficie plana, sino en una enorme esfera, tan enorme que nos parece plana. Siguiendo esta idea, nuestra gran esfera podría girar en torno al disco que llamamos Sol, de forma similar a como todos los pequeños puntos de luz de la noche giran en torno a aquel punto que llamamos Estrella Polar. Pero todo esto es muy confuso, y la explicación más probable sigue siendo que la Tierra es plana.

Lo intuitivo y lógico es pensar que cada uno de nosotros es un único ser, una individualidad, y que de entre ellos, yo soy diferente de todos los demás. De hecho, los demás son concebidos y fallecen, pero yo no recuerdo haber nacido, y no concibo jamás morir. Mi ser por tanto se extiende de forma infinita, desde el pasado indefinidamente remoto, hasta el futuro interminable, y yo vivo en el límite entre estos dos infinitos, en un lugar llamado "Presente".

Pero es interesante tener en cuenta la hipótesis de que todos somos "Uno", y que mi percepción de que yo soy simplemente "yo", es conclusión de una percepción parcial, no errónea, pero sí incompleta, de igual forma que los sabios del cuento describían cada uno de ellos al elefante según la parte que de él que habían podido conocer ("parecía una columna", decía el que había tocado una pata, "es como una gran serpiente", dijo el que vio la trompa, "no habéis entendido nada, es como una gigantesca hoja agitándose al viento" insistía el que pudo tener cerca una de sus orejas).

Pero todo esto es muy confuso, y la explicación más probable sigue siendo que yo soy yo y que tú eres tú, lo mismo que la Tierra es plana. A veces me pregunto por qué pierdo el tiempo en estas reflexiones.



Por cierto, que yo conocí a los sabios de la fábula. Estuve mucho tiempo con los que tocaron la pata, y aprendí mucho de columnas. Después conocí a quienes vieron la trompa y me apasioné con las hermosas serpientes. Apenas he conocido a los que hablan de la hoja agitándose al viento, pero ya hace tiempo concluí que de todos ellos, ya sean amantes de columnas, serpientes u hojas, sólo unos pocos admiten que lo que ellos vieron (pata, trompa u oreja) no es incompatible con las visiones del resto.

Es curioso en este sentido, el hecho de que resulta más sencillo integrar las tres visiones a alguien que no ha recibido directamente ninguna de las tres. Es decir, el día en que yo vea el elefante, digamos, como una hoja, me va a ser mucho más difícil que ahora admitir que pueda tratarse al mismo tiempo de una columna o una serpiente ¿o no?

Pero me estoy desviando del tema. Como todo el mundo sabe, el Hombre es el centro de la creación, y fue creado a imagen de lo divino. La Tierra es plana, y todo conocimiento proviene de lo divino. Eso dice el Guía. Muy amablemente me recuerda que si quiero obtener conocimiento, debo buscar la inspiración divina. Nunca lograré saber cómo es realmente la Tierra, o cómo es el "yo", o cualquier otro tema fundamental, por mi mismo, mediante la razón.

Pero si la razón es del Hombre, y el Hombre proviene de lo divino, ¿no será correcto usar la razón en todo caso? ¡Ah! Entonces el Guía me dice que estoy usando la razón para demostrar que la razón es válida, y eso no es válido. Por tanto, debo escucharle a él.

Al Rey le divierten mis ideas, pero me pide que no les dedique tanto tiempo, y me pregunta que cuándo estará lista la nueva máquina de guerra. Debo escuchar sus sabias palabras. Pierdo el tiempo en estos pensamientos cuando nuestro pueblo vive bajo el temor de una invasión de los bárbaros vecinos. Debería preocuparme más por mi gente y no tanto en mis elucubraciones egoístas. En verdad que tiene razón nuestro Rey.

El asunto es que no puedo evitarlo. Mi propósito es investigar la posibilidad de que la Tierra sea redonda, y hasta ahora he tratado de buscar pruebas de ello, midiendo una y otra vez la posible curvatura de la línea del horizonte, frente al mar, pero todo ha sido en vano. La línea siempre se muestra recta y el Guía me exhorta a que me rinda a la evidencia. También he tratado de descubrir qué es el "yo", jugando con la idea de que todos somos "Uno", con los mismos resultados.

Pero hay algo en mí que me hace insistir en ello, tanto que hasta he llegado a considerarlo desde el siguiente punto de vista. ¿Que pasaría si la Tierra fuera redonda? ¿Acaso se podría medir, que sé yo, alguna cosa, algún ángulo o medida del espacio o del tiempo? Quiero decir que si suponemos que fuera cierto que la Tierra es redonda, y al ser redonda, esto implicara otra cosa, y al mismo tiempo demostrara esa otra cosa, entonces por ende demostraría la primera ¿o no es así?

No lo tengo claro. He tratado de explicar este plan al Rey, pero se ha enfurecido, porque las reflexiones "que pasaría si" no van a construir las máquinas de guerra que él necesita. Ni siquiera he intentado hablar de esto con el Guía. Él siempre teme que alguien ponga en entredicho sus visiones.

Tengo otra idea, que aún no he comentado con nadie. Si descubro finalmente que la Tierra es redonda ¿acaso no será esto útil para la navegación y el comercio? Y si descubro la naturaleza del "yo" ¿acaso no se encontrará también alguna utilidad en ello?

En todo caso, no puedo evitar pensar en estos asuntos, así que seguiré trabajando estas ideas en mi mente, aun cuando parezca estar ocupado en otras cosas. Aprovechando que los días primeros de la semana debo preparar mi informe de avances al Rey, nadie se extrañará al verme atareado con la pluma.

Así que de martes a domingo, pensaré en ello, y los lunes alargaré las tardes a la luz de la vela. En mi mesa de trabajo escribiré en secreto estos pensamientos, y cada luna nueva, guardaré los manuscritos en un cofrecillo de bronce, que hará de mensajero con otras generaciones. Lo dejaré escondido en las cercanías de una casa que conozco, donde habitan algunos enamorados de las hojas agitándose al viento. Es conocido que ellos guardan mucho respeto por las tradiciones antiguas, de hecho son probablemente los primeros que vieron al elefante. Espero que pasados muchos años, alguno de ellos encuentre estas letras y las saque a la luz.



 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» Muy bonito, me ha gustado mucho la reflexión, no obstante recomiendo no embriagarse de fantasías...
» Lo siento, no hemos podido migrar automáticamente todos los artículos al nuevo sistema de redcie...
» solo apares el titulo, no puedo ver nada sobre el articulo que busque
» https://pablomolinero.com/escritos/mo...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (2)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator