REDcientifica

Ciencia: La caída de un mito
13.688 visitas desde el 03/10/2011
Pedro Naranjo Pérez
Ciencia, Método Científico, Filosofía

Debemos saber. Sabremos


Siendo, como soy, un ferviente defensor del método científico, quizás resulte irónico el título elegido. Nada más lejos de la realidad. El propósito de este breve ensayo es despojar la ciencia de ciertas tendencias actuales que rezuman tintes dogmáticos.

Recuérdese que el dogma tiene en la ciencia su más fiero enemigo. Por el camino, además, se hará una crítica del científico moderno, particularmente en relación con ciertos temas de investigación.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

La ciencia es el estudio del Universo que nos rodea. Así de simple. No permitamos, no obstante, que tal simplicidad nos impida advertir, por un lado, la hipótesis de partida ni, por otro, el significado de estudiar el Universo.

En primer lugar, el postulado fundamental de la ciencia es la existencia de una realidad objetiva, independiente de nosotros. Supuesto aparentemente inocuo para muchos. Y en segundo lugar, la ciencia supone, mejor aún, reconoce la existencia de entidades cuya mera concepción escapan a la comprensión humana. No hay que avergonzarse. Ciencia es afán de descubrir, ansia de aprender y deseo de aprehender. En este artículo se asumirá la validez del postulado de objetividad y examinaremos las implicaciones del método científico en el progreso humano1.

El método científico puede, grosso modo, clasificarse en dos vertientes. La primera es la experimental, que consiste en la observación de los fenómenos naturales y su posterior intento de reproducibilidad en el laboratorio2. El segundo enfoque, el teórico, se ocupa de la extracción de relaciones formales entre un conjunto dado de fenómenos, así como de la predicción de nuevos resultados que serán sometidos al escrutinio experimental. Ambas descripciones, experimental y teórica, son necesarias para la ciencia, cuyo avance exige un delicado equilibrio entre ambas.

Suele decirse que la ciencia moderna nace con la Revolución Industrial. Confusa afirmación. Personalmente, no tengo nada en contra de tal revolución. No en vano, gracias a ella disponemos de elementos más eficaces para afrontar nuestras vidas, como las vacunas o las comunicaciones. Ahora bien, este enfoque desvirtúa la esencia de la ciencia. El verdadero motor del científico es la pasión por comprender su entorno. No debería ninguna otra motivación gozar de implicación alguna.

Desgraciadamente, la ciencia moderna se halla profundamente profesionalizada y al abrigo de la coyuntura económica. La gran mayoría de científicos desempeña trabajos regidos por la producción. Para la persona pragmática, esta situación no entraña ningún problema, pues, argumenta, la complejidad de la sociedad actual requiere de la coordinación de todos los sectores. Y si los proyectos científicos se financian, no importa la procedencia, es de esperar que las instituciones, públicas o privadas, exijan resultados. Bueno, concederemos este argumento como parcialmente adecuado. Insistiremos una vez más: la ciencia sólo se preocupa del estudio de la Naturaleza. No es, ni debe ser, su pretensión la aplicación de sus logros al servicio de la sociedad. No se niega la importancia de tal aplicación; simplemente, se niega la identificación de tales aplicaciones con la actividad científica. Esta negativa está lejos de ser caprichosa: la ciencia, para su progreso, necesita la abstracción sobre las condiciones sociales en aras de un óptimo análisis de la realidad, indiferente a las penurias humanas.

La descrita desvinculación de la esencia científica de las aplicaciones sociales conduce a dos ideas, relacionadas entre sí, no exentas de controversia. Ideas que expondremos y defenderemos a continuación. La primera tiene que ver con la profesionalización en determinados campos de la ciencia. La segunda, con las esperanzas que la sociedad deposita en ella. Expliquémonos, pues.



Debo confesar que me resulta bastante sorprendente la idea de financiar cierto tipo de proyectos. Y no precisamente porque los encuentre desprovistos de interés. Temas tan fascinantes como el origen del Universo o de la vida, el propósito de la existencia, la naturaleza del tiempo o el papel de las matemáticas han cautivado a la Humanidad desde sus albores. A mí, también. Siento, sin embargo, que se atenta contra la esencia de la ciencia al fomentar económicamente el estudio de asuntos de corte existencial. Temas como los mencionados responden a la satisfacción del estudioso, pero difícilmente ayudan a la sociedad, la cual, al fin y al cabo, es la que subvenciona tales proyectos. La cuantía de la financiación es irrelevante aquí. A un científico como yo le preocupa el hecho de financiar. Recibir un rédito económico para deleite personal traiciona el espíritu científico. Deleite, placer y satisfacción personal. Así nació la ciencia.

Decíamos que había dos ideas relacionadas. La segunda cuestión que reclama nuestra atención es la supuesta confianza que en la ciencia tiene la sociedad actual. Más aún, parece que el propio progreso de una sociedad está regido por su actividad científica. Encuentro, una vez más, confusa esta idea. Para empezar, habría que aclarar qué se entiende por progreso. Si, en aras de la exposición, se asocia este concepto, como se hace en Occidente, con el desarrollo tecnológico, no cabe duda que la ciencia juega un importante papel, pues ella es la base de tal tecnología. Ahora bien, ni la ciencia ni sus implicaciones tecnológicas son responsables del empleo de tales avances. La ciencia es genuina y necesariamente amoral. La ética trasciende sus fronteras. Recuérdese que la ciencia misma admite sus limitaciones, su propia ignorancia. Tiene la capacidad de presentar hechos, mas no de juzgarlos3. No es justo, ni maduro, vertir en la ciencia la responsabilidad del progreso humano. Haciéndolo no sólo se debilita la ciencia, sino nosotros mismos.

Unas últimas palabras a modo de alegato en favor de la ciencia. Su llama seguirá viva mientras perdure el sentimiento de búsqueda en el océano de la ignorancia. Dicho sentimiento no entiende de condiciones sociales. Es, sencillamente, un elemento vital, el camino hacia el sentido de la existencia misma, si es que hay alguno. Y si no lo hubiere, lo creamos. Pero tal creación ya no es ciencia, es emoción.

1En un próximo ensayo veremos qué tiene que decir, si algo, una de las teorías científicas más controvertidas, la mecánica cuántica, sobre la objetividad de la realidad [1].

2La cosmología, esto es, el estudio del universo físico como un todo, desafía esta idea algo laxa de experimentación, pues el universo, como tal, no admite manipulación alguna en el laboratorio. Algunas cuestiones referentes a las ideas cosmológicas modernas se analizarán en [2].

3Discutiremos en un próximo ensayo la versión matemática de esta idea: los teoremas de incompletitud de Gödel [3].



Lecturas recomendadas

[1] Lo decible & lo indecible en Mecánica Cuántica, en progreso.
[2] Multiverso
[3] El sueño de la razón



Descarga el artículo completo en PDF


 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



2011-09-29 22:56:18
me gusta




2011-10-10 19:23:44
Interesante artículo al que no hay nada que objetar. Saludos:

Alejandro Álvarez




2011-11-13 15:06:17
Progreso es reconocer que la ciencia "objetiva"no es más que un momento de "acuerdos" intersubjetivos en un universo infinito de desacuerdos subjetivos. Objetiva será cuando nos vinculemos de una forma no linguistica con toda la eternidad, por que hoy, las palabras con que conocemos y describimos los patrones y los números, no alcanzan...




2011-11-13 17:08:10
"... Su llama seguirá viva mientras perdure EL SENTIMIENTO de búsqueda en el océano de la ignorancia. ... Pero tal creación ya no es ciencia, es EMOCIÓN" Yo pensaba que esos fenómenos humanos (en mayúsculas) estaban excluidos o no se encontraban en el núcleo del Ser Científico! Gad Jurt.




2011-11-13 18:53:58
Me parece que el ejercicio de la ciencia está a disposición de la sociedad, no ciertamente como se ha convenido a partir de los intereses económicos, pero ni siquiera el ejercicio mismo de la ciencia, le ha dado al ser humano un sentido de su propia existencia, para llegar a ello, no se necesita ser financiado por nadie, se necesita ser cuestionado por la realidad, se necesita preguntarse a sí mismo cuál es el sentido de la vida. Y si a pesar de ello, no se encuentra objetividad, creo que tampoco la ciencia le da un sentido existencial al hombre contemporáneo, ni tampoco su afán de desarrollo social ha saciado sus expectativas. ¿Cuáles serán entonces las expectativas que tu tienes de tu propia vida?: ¿La Ciencia? Si es así que pobre es también la visión de tu propia cosmovisión de la vida.




   

2011-11-13 20:30:37
Cada vez entiende menos la ciencia o a los científicos: "...la ciencia sólo se preocupa del estudio de la Naturaleza..." Entonces, que cosa es la naturaleza para admitir que la ciencia no tenga pretensiones con lo social, con el hombre que hace ciencia? Repito, que cosa es la naturaleza, que es diferente al hombre?




2011-11-14 00:48:46
Al parecer la fìsica cuàntica tiene mucho que decir.

Por de pronto la no localizaciòn del electròn en el àtomo, pues al observarlo, cambia de posiciòn por ese solo hecho, cambia el paradigma científico para siempre. Por otro lado el mètodo cientìfico occidental, ha perdido validez, frente al conocimiento intuitivo de los orientales, que llegaron a las mismas conclusiones de la F. cuántica, pero 5 mil años antes.

JOSE LUIS GUZMAN (CHILE)






2011-11-14 00:52:53
Existen problemas de urgencia qué investigar, creo yo; por ejemplo cómo evitar el detrimento de los derechos a que tienen lugar los habitantes de un Estado en beneficio de los intereses económicos internacionales y de multinacionales. A veces es mejor salir al espacio para no ver tanta pobreza mental y corrupción.




2011-11-14 02:54:56
Bueno, en realidad hay mucho que discutir, si anteriormente, alguien hubiera dicho que para qué investigar sobre la electricidad por ejemplo, y se hubiera negado financiamiento para estos estudios por no "vérsele aplicabilidad social" posiblemente hoy no tuvieramos energía electrica, con todo lo que ello implica... un estudio sobre el Universo, que permita el entendimiento de su funcionamiento, puede ser piie a la posible colonización de algún planeta, ya pasamos los 7 mil millones de habitantes, posiblemente repartirnos en planetas pudiera ser una solución a este problema demográfico... solamente un ejemplo a manera de ilustración




2011-11-14 11:00:11
Esta afirmacion:



"En primer lugar, el postulado fundamental de la ciencia es la existencia de una realidad objetiva, independiente de nosotros"



ya es como minimo inexacta. La ciencia ya reconoce que no hay una realidad objetiva ahi fuera independiente de lo que nos sucede dentro. La participacion de la conciencia del experimentador es la "china en el zapato" que la "ciencia" no quiere reconocer.



Creo tambien que juzgar a priori como ociosas las investigaciones que a simple vista no tienen repercusion social HOY, implica rigidez de mentalidad y cortedad de mirada. No se puede saber HOY las consecuencias que una investigacion pueda tener a mediano o largo plazo. Ninguna investigacion es inutil.






   

2011-11-14 13:10:40
Bueno, definitivamente la ignorancia no está en crisis. Abunda hasta en la "ciencia"




2011-11-14 13:46:56
Buenas,

Al 2011-11-13 18:53:58: "¿Cuáles serán entonces las expectativas que tu tienes de tu propia vida?" Creo haberlo dejado claro en el ensayo. Mi vocación es la búsqueda crítica de conocimiento. Comparto tu opinión que la persona debe cuestionar (ser cuestionada por) la 'realidad'. Lo que no veo claro es por qué afirmas que la ciencia no responde a las inquietudes 'existenciales' del hombre. Eso dependerá de cómo afrontes la ciencia. Si te enmarcas (hasta sucumbir) en la coyuntura social/económica, dudo que llegues muy lejos. Si, por el contrario, dedicas gran parte de tus esfuerzos a encarar los asuntos más espinosos & delicados POR PURA VOCACIÓN, creo, honestamente, que estás en el buen camino (otra cosa es que no llegues al 'final').

Al 2011-11-13 20:30:37: Tienes razón en cierto sentido. Con el avance de la ciencia, el umbral entre lo 'natural' & lo 'social' se va haciendo difuso. Evidentemente, la sociología o la antropología NO admiten este umbral, pues su objeto de estudio es, a la vez, natural & social (siendo estrictos, lo social ES natural).

En este ensayo me ocupo de las 'ciencias naturales'. El objeto de estudio de éstas, al contrario de los casos mencionados arriba, son los fenómenos naturales que, en principio, son independientes de cualesquiera situaciones sociales. Casos ilustrativos serían la detección de fotones de galaxias lejanas o la predicción meteorológica en una determinada zona. La física de estos fenómenos es, en principio, independiente de 'lo social'.

Casos más delicados provienen del mundo cuántico, el cual parece desafiar la naturaleza objetiva de la 'realidad'. Pero, incluso en este dominio de la naturaleza, 'lo social' desempeña poco papel (por no decir ninguno). Experimentos actuales en información cuántica suelen tratar con fotones preparados en estados concretos. La física de estos fotones es, de nuevo, en principio, independiente de 'lo social'.

En general, el objeto de estudio de las ciencias naturales parece ser, según el conocimiento actual, independiente de los vaivenes sociales.

Al 2011-11-14 00:48:46: "al observarlo [el electrón dentro del átomo], cambia de posiciòn por ese solo hecho". Esta afirmación es imprecisa. Lamentablemente, ha emergido la idea que la 'observación/consciencia' tienen un papel fundamental en la Naturaleza. Ello proviene de un mal entendimiento de lo que la mecánica cuántica (& los experimentos) nos dicen. La mecánica cuántica es una teoría esencialmente probabilística, de modo que tan sólo podemos calcular la probabilidad, digamos, que el electrón esté en un estado dado en el átomo. La idea del 'colapso del estado en una medida/observación' NO tiene naturaleza ontológica. Hay quienes se sienten incómodos con esta idea, pues tratan de mantener una filosofía 'realista' (la idea de MWI (muchos mundos) es una de ellas).

Por otra parte, disiento con tu afirmación que el método científico occidental sea peor que el oriental. Son ESENCIALMENTE diferentes. Creo que ambos pueden beneficiarse de una interacción mutua.

A 2011-11-14 02:54:56 & 2011-11-14 11:00:11: Estamos plenamente de acuerdo en que la investigación actual puede deparar resultados 'útiles' en un futuro. Veánse el LHC en el CERN o el satélite PLANCK. Pero esto no es lo que critico.

Mi énfasis es en la vocación científica & el ansia de conocimiento. Discusiones escolásticas (sobre la naturaleza del tiempo o la interpretación de la mecánica cuántica) pueden (de hecho, son) importantes para el conocimiento per se. Ahora bien, tales discusiones, si uno está realmente motivado en su estudio, se pueden afrontar sin financiación alguna. Mi postura es que, estando sujetos a avatares político-económicos que determinan la financiación de un proyecto dado, se pierde la 'esencia' de la ciencia.

En última instancia, es una apreciación estrictamente personal. Si hay quienes se sienten a gusto gastando miles de € en conferencias, viajes & demás para engrosar el CV pero aportando pocas BUENAS ideas, no seré yo quien lo prohíba...pero si lo criticaré.

Al 2011-11-14 11:00:52: Comparto contigo (como he dicho más arriba) que el postulado de una 'existencia objetiva' es sutil. Debería haber explicitado que este es el postulado tradicional de la ciencia. Hoy día, sin embargo, tal objetividad no es nada trivial (si existe). El mundo cuántico nos obliga a reconsiderar esta posición filosófica, aunque no sea evidente qué posición nos sugiere.

Ahora bien, no comparto tu afirmación que la ciencia ya reconoce la no existencia de una realidad objetiva. De nuevo, esto es una posición filosófica. Desde un punto de vista lógico, es posible que exista una realidad objetiva aunque no seamos capaces de acceder a ella (problema epistemológico). En este caso, simplemente seguimos la búsqueda & vemos dónde nos lleva, manteniendo el debate objetivo-subjetivo como una opinión personal. Éste es el espíritu científico.



Un saludo



The Lone Dreamer




2011-11-14 17:41:48
Hola,

Al 2011-11-13 17:08:10: Bueno, ten en cuenta que los científicos son, al fin & al cabo, personas 8-)



Un saludo



The Lone Dreamer




2011-11-22 17:36:46
Como bien dices, el motor del mundo científico es el estudio del universo, el conocer el por qué de las cosas, el desentrañar los secretos, la parte más elemental del funcionamiento de la vida, de la naturaleza, del universo mismo... pero la verdad, yo no creo que tenga que necesariamente conceptualizarse como un pensamiento abstracto o abstraído de la necesidad humana, de hecho la sed de conocimiento es una necesidad humana...



Estoy de acuerdo en que se ha desvirtuado parte de la investigación científica en la búsqueda puntual de conocimiento aplicado, pero en realidad todo conocimiento es aplicable, y todo en el universo está relacionado entre sí directa o indirectamente. Por lo tanto lo importante es mantener la neutralidad del pensamiento, para evitar forzar los resultados hacia lo que nosotros nos interesa obtener.



La motivación puede variar de persona a persona, lo importante es mantener la libertad de pensamiento y la neutralidad de los resultados...








   

2011-11-22 18:05:43
Hola,

Al 2011-11-22 17:36:46: Estoy de acuerdo en la esencia de lo que propones. Mantener la libertad de pensamiento & permanecer crítico (neutral) se antoja crucial si queremos avanzar honestamente.

Por otro lado, admito que la abstracción del afán de conocimiento, desligándolo de la naturaleza humana, es futil. El ansia de descubrir que mueve al científico es genuinamente de carácter humano. Cierto. Pero esto no es exactamente lo que defiendo. En una misma persona pueden confluir (de hecho, confluyen) aspectos racionales e irracionales. Esto se aplica incluso al científico más 'neutral'. Pero creo que conviene distinguir entre ambos. Por un lado, tenemos el deseo de descubrir (que, en sí mismo, es subjetivo); por otro, el tema de estudio que causa ese deseo (concedamos que dicho tema/fenómeno es objetivo), lo que nos impulsa a seguir buscando más allá de la esfera humana, analizar hechos ajenos a los avatares sociales, interrogarnos sobre el sentido (si lo hubiere) de la existencia dentro del esquema general del Universo (no mediatizado por intereses personales).

Por último, tenemos la parte 'moral', la que guía la formación de comunidades & ayuda a su cohesión. Esto es esencialmente emocional. No hay afán de descubrir la Naturaleza.

Si me lo permites, un ejemplo sería el siguiente: un científico puede ser (de hecho, los hay) una persona religiosa. Las partes 'racional' e 'irracional' conviven en la misma persona.

En fin, quizás me haya ido por derroteros algo alejados a tu comentario.



Un saludo

The Lone Dreamer




2012-09-18 22:28:16

... Segun lo propuesto por el autor no existirian las Ciencias de la Cultura, crasso error, pues la ciencia misma nace de las aplicaciones e implicaciones historicas en esa matriz cultural original. Y el proceso de dialogo entre ciencia y cultura, sigue hasta hoy: aplicacion directa es la tecnologia informatica que actua como "vaso comunicante" entre ambas, ciencia y cultura, incluso Ciencias de la Cultura, como la sociologia.



2012-09-19 06:34:14

Hola Pedro,



Gracias por el placer que me ha proporcionado leerte.

Quiero comentarte lo siguiente.

El "flow" del Profesor Csikszentmihalyi creo que explica al científico que tu describses, como verse pagado sin el dinero que ademas recibe por su trabajo. Explica también la necesaria participación del hecho emotivo humano en la construcción de la ciencia.

Y en fin creo que resuelve las implicaciones éticas que estoy de acuerdo crean tanta controversia científica. Pero también como decía,mi muy querida y ya desaparecida Lynn Margulis somos humanos haciendo ciencia!

Es fascinantemente mágico el acto creativo, el fascinantemente mágico el eureka del científico, es apasionante el corto tiempo de placer que proporciona investigar y posponer la continuación del trabajo para mañana después de una agotadora jornada en la que ni siquiera has sentido hambre!!!

Gracias de nuevo!



Mª Antònia Regué



2012-09-19 10:50:36

Hola,

Al 2012-09-18 22:28:16: Entiendo lo que dices, pero no es lo que propongo en el artículo. Por supuesto que el diálogo entre ciencia y sociedad es necesario y esencial para el desarrollo de la propia sociedad.

Ahora bien, planteo dos cosas:

a) La viabilidad de emplear la sociedad para satisfacer ÚNICAMENTE el ansia personal por descubrir y conocer, que es lo que mueve, en general, a la persona que se adentra en temas puramente escolásticos y académicos (yo el primero!). Mi postura es que esta situación se antoja algo injusta, pues la persona vive de un rédito social (salario o similar) y apenas devuelve nada. Enfatizar de nuevo que hablo de cuestiones altamente especulativas y abstractas como el origen del Universo o la naturaleza del tiempo. Yo mismo paso horas lidiando con estos temas, pero lo hago por puro placer; utilizar la sociedad para ganarme la vida con tales cuestiones me parece abusivo.

b) Aunque me temo que está pasando desapercibido, el verdadero objetivo del artículo es aliviar la ciencia de toda la responsabilidad que se le atribuye hoy día. La ciencia expone hechos, pero el empleo que se haga de ellos está fuera de ella; aquí interviene la moral/ética de la sociedad en cuestión.



Mª Antonia, gracias por tu comentario! Pues sí, ese "eureka!" es el motor del científico, cuya pasión le hace continuar su búsqueda más allá de los avatares mundanos.



Un saludo

The Lone Dreamer



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Les recomiendo leer la fuente original de la información http://m.pnas.org/content/110/35/1443...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (2)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator