REDcientifica

Cómo mueren los médicos
2.993 visitas desde el 19/05/2012
Ken Murray
Medicina, Subjetividad, Ética

Quien sabe del dolor, todo lo sabe --Dante (s. XIII)



¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

Hace años, Charlie, un altamente respetado ortopedista y mentor mío, encontró un nódulo en su estómago. Un cirujano exploró el área, y el diagnóstico fue de cáncer pancrático. Este cirujano era uno de los mejores en el país. Incluso había inventado un nuevo procedimiento para este tipo exacto de cáncer que podría triplicar la probabilidad de supervivencia de cinco años de un 5 al 15 porciento, sin tomar en cuenta una pobre calidad de vida. Charlie no estaba interesado. Fue a casa al siguiente día, cerró su consulta, y nunca volvió a poner un pie en el hospital. Se enfocó en pasar el tiempo con su familia y sintiéndose lo mejor posible. Algunos meses después, murió en casa. No recibió quimioterapia, radiación o tratamiento quirúrgico. Medicare no gastó mucho en él.

No es un tema frecuente de discusión, pero los médicos también mueren. Y no mueren como el resto de nosotros. Lo que es inusual en ellos no es el mucho tratamiento que reciben a comparación de la mayoría de los Americanos, si no lo poco. Por todo el tiempo que ellos pasan rechazando la muerte en otros, tienden a estar calmados cuando encaran la muerte ellos mismos. Ellos saben exactamente que va a pasar, ellos saben sus opciones y generalmente tienen acceso a cualquier tipo de cuidado médico que pudieran querer. Pero se van tranquilamente.

Cuando llegué al hospital y tomé el control sobre el cuidado de Jack, hablé con su esposa y personal del hospital, trayendo mis notas con sus preferencias sobre el cuidado. Entonces apagué la máquina de soport vital y me senté con él. Murió dos horas después.

Aún con todos sus deseos documentados, Jack no tuvo la muerte que él esperaba. El sistema intervino. Una de las enfermeras, como me enteré después, incluso reportó que desconecté a Jack como posible homicidio.



Pasamos los siguientes ocho meses haciendo un montón de cosas que el disfrutó, divirtiéndonos juntos como no lo hacíamos en décadas. Fuimos a Disneylandia, por primera vez. Pasábamos el tiempo en casa. Torch estaba loco por los deportes, y era muy feliz viendo deportes y comiendo lo que le preparaba. Incluso subió un poco de peso, comiendo sus comidas favoritas en vez de comida de hospital. No tenía mucho dolor, y permaneció con el espíritu en alto. Un día, no despertó. Pasó los siguientes tres días en un sueño parecido al coma y murió. El costo de sus cuidados médicos por esos ocho meses, por el único medicamento que tomaba, fue de cerca de 20 dólares.

Torch no era un médico, pero sabía que quería una vida de calidad, no sólo cantidad. ¿No queremos lo mismo la mayoría de nosotros? Si hay una declaración en el arte del cuidado del final de la vida, es ésta: muere con dignidad. En cuanto a mi, mi médico tiene mis opciones. Fueron fáciles de hacer, y lo son para la mayoría de los médicos. No habrá tratamientos ni acciones heroicas, y yo entraré gentilmente en esa buena noche. Como mi mentor Charlie. Como mi primo Torch. Como mis queridos colegas.

http://www.eutanasia.ws/



 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



2012-05-26 22:20:01

Como seres humanos deberiamos estar concientes de que tenemos un fin y aceptarlo de la manera más digna. cony



2013-01-11 04:59:07

Entiendo y comparto el pensamiento simple para mi pero no tanto para algunos colegas y pacientes que no entienden (y yo aveces olvido) que la muerte es una etapa mas de la vida y tanto una como la otro se tienen que "vivir"

http://www.pinolete.blogspot.com.ar

Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Les recomiendo leer la fuente original de la información http://m.pnas.org/content/110/35/1443...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (2)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator