REDcientifica

Las competencias digitales en la educación superior
7.623 visitas
Rubén Edel Navarro
Universidad Veracruzana

Aprendizaje, Tecnología, Educación

AUTORES: Edel-Navarro, Rubén * y Barrios-Velázquez; Silvia **

* Investigador de la Universidad Veracruzana, Coordinador del Centro de Innovación, Desarrollo e Investigación Educativa y del Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos, de la Región Veracruz-Boca del Río. Contacto: redel@uv.mx

** Maestra en Ciencias con especialidad en Ingeniería Eléctrica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores del Politécnico Nacional (CINVESTAV). Coordinadora Regional de Informática de la Universidad Veracruzana, Región Poza Rica–Tuxpan en el período 1994-2008. Profesor de Tiempo Completo en la Facultad de Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones. Doctorando en Gestión y Control de la Universidad Veracruzana. Contacto: sbarrios@uv.mx


Resumen

En la sociedad de la información resulta apremiante la necesidad de que ciudadanos y estudiantes adquieran las competencias necesarias para desarrollarse con plenitud al interior de la misma; en este sentido, tanto los gobiernos intentan acciones y acuerdos internacionales dirigidos a proporcionar a la población el acceso a redes de banda ancha e internet, así como las instituciones educativas hacen esfuerzos insuficientes para contribuir a la disminución de la brecha digital, lo anterior debido a su multidimensionalidad, al vacío de conocimiento sobre la caracterización de sus componentes y por la diversidad de competencias necesarias para transitar en la sociedad de la información. A manera de comprensión del fenómeno sobre la brecha digital, el presente artículo presenta las interrelaciones y complementos manifiestos en los constructos que definen lo que se entiende en forma contemporánea por “competencia digital”.

Palabras clave: Alfabetización mediática, alfabetización en TIC, brecha digital multidimensional, competencias digitales.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

img1
Fig. 1. Tasas de penetración mundial de internet por región geográfica.Fuente: Internet World Stats, 2009.




Introducción

En la sociedad actual, denominada la sociedad de la información, es indiscutible que se han dado cambios que impactan a todas las áreas del quehacer humano, siendo el motor principal de tales cambios las tecnologías de información y comunicación – TIC - (Estrada,2001; Villaseñor, 2004; Vivancos, 2008).

Las TIC son la convergencia de varias tecnologías, fundamentalmente la electrónica, las telecomunicaciones y la informática, con el denominador común de la codificación digital de la información (ETS, 2007); los constantes avances en estas áreas impulsan y dirigen la dinámica de la sociedad y han impuesto a las instituciones de educación, principalmente a la educación superior, la necesidad de realizar transformaciones en sus procesos formativos de modo que éstos respondan a la formación de profesionales capaces de desenvolverse con éxito en las circunstancias actuales de la sociedad.

Desde la perspectiva social, las TIC son el medio para accesar a la información que permite la creación del conocimiento, siendo así importantes herramientas de lucha contra la pobreza, en la medida que el conocimiento es un medio de superación y progreso. Sin embargo, para hacer realidad los beneficios mencionados, no solo es necesario que la sociedad en general pueda acceder a las tecnologías, sino que haga un uso eficiente de ellas incorporándolas a sus actividades sociales y productivas, y aunque los porcentajes de penetración del uso de Internet son considerables a escala mundial (ver figura 1), existe una marcada diferencia entre aquellos que acceden y aquellos que no tienen acceso a las TIC, generándose una brecha digital, que los margina de la sociedad de la información y los priva de las potencialidades de la misma (CEPAL, 2008).

La falta de disponibilidad de la banda ancha para el acceso a Internet y la falta de recursos para invertir en hardware y software son solo algunos de los problemas técnicos que inciden en la generación de una brecha digital; mientras que las barreras sociales incluyen la falta de habilidades computacionales básicas, componentes de las competencias digitales, para el uso de las innovaciones técnicas.

El entorno digital, como espacio social requiere de constructores y autores, por ello las universidades, cuyo papel es preponderante en el desarrollo de la sociedad democrática, en el progreso de la ciencia y la tecnología y en el avance cultural, debe fomentar el desarrollo de las competencias mediáticas, digitales e informacionales necesarias para la inserción de los nuevos profesionistas a la sociedad del conocimiento y para la reducción de la brecha digital.

Por lo anterior, cabría preguntarse si ¿las instituciones de educación superior (IES) contribuyen con el cierre de la brecha digital?, lamentablemente todo parece indicar que no es así. Las instituciones de educación superior (IES) no colaboran a disminuir la brecha digital, pues no están desarrollando las competencias mediacionales para una comunicación efectiva, ni las competencias informacionales para el manejo eficiente de la información, ni qué decir de las competencias en TIC, ó las digitales, para comunicarse e interrelacionarse eficientemente en la sociedad de la información.

img2
Fig. 2. El modelo Andersson para la brecha digital. Fuente: Andersson, 2004.


La brecha digital

La Comisión Económica para el desarrollo de América Latina y el Caribe (CEPAL) reconoce la brecha digital como un fenómeno dirigido por diferentes factores que están interrelacionados y que incluyen problemas de acceso a redes y equipos, calidad de acceso y el uso de aplicaciones y contenidos electrónicos (CEPAL, 2008).

Una visión de la brecha digital es una clara separación entre quieres tienen acceso a las TIC y quienes no; estos últimos quedan al margen de las fortalezas de la sociedad de la información (ETS, 2007; Martínez y Serrano, 2007).

Otras definiciones (Basulto, et al, 2008) llaman a la brecha analfabetismo digital, que consiste en la escasa competencia de las personas para el uso y manejo de la computadora, el internet y las tecnologías en general; por lo anterior: “el conocimiento de las propias necesidades y problemas con la información y la capacidad de identificar, localizar, evaluar, organizar y crear, utilizar y comunicar con eficacia la información para enfrentar los problemas o cuestiones planteadas; es un prerrequisito para la participación eficaz en la sociedad de la información y forma parte del derecho humano básico al aprendizaje a lo largo de toda la vida.” (UNESCO, 2003, p.1).

Algunos autores como Hargittai (2002) y Andersson (2004) distinguen un segundo nivel de la brecha digital con una visión multidimensional del problema. En la figura 2, se muestra el modelo de Andersson, el cual se propone analizar la brecha digital con la meta de medir la percepción de éxito en el uso de Internet e identificar en qué consisten las dificultades que inciden en la brecha digital; según el modelo, para alcanzar el nivel de uso exitoso, es necesario pasar por todas las categorías. Las flechas de la izquierda ilustran que un factor puede llevar a otro y que de hecho podría iniciar en cualquier nivel (por ejemplo en el de la motivación).

La definición de los elementos del modelo se muestran en la siguiente tabla (Andersson, 2004):

Elemento Definición • Acceso Físico. Indica si el individuo tiene acceso a una computadora y a la conexión a internet. • Autonomía de uso. Representa la medida en la cual el propio usuario controla su acceso a internet. • Saber cómo (Know–How). Abarca tanto los conocimientos técnicos (conocimiento del software, hardware, redes, etcétera) como las habilidades de encontrar información en línea. • Motivación. Con propósito de usar la internet exitosamente, el individuo tiene que desear usarla o al menos tener razones para hacerlo.

En los factores considerados en el modelo existen detalles complementarios que deberán considerarse, por ejemplo, para el acceso físico es determinante considerar la calidad de la infraestructura: hardware, software y conexión; “el acceso universal, ubicuo, equitativo y asequible a la infraestructura y los servicios de las TIC constituye uno de los retos de la Sociedad de la Información” (ITU, 2003, p.4).

La autonomía de uso se puede ver reducida si el usuario accesa desde casa ó desde alguna institución la cual impone restricciones, filtros o regulaciones sobre el material que puede ser obtenido de internet, lo cual disminuye la autonomía.

La importancia del know-how descansa directamente en el desarrollo de las competencias mediáticas, informacionales y las competencias digitales, para hacer un uso eficiente de internet; “la tecnología es prácticamente inútil si las personas no cuentan con el saber-cómo y la voluntad para utilizarla” (James, 2001).

Con relación al uso de internet, hay diferentes motivos que hacen que los individuos decidan usar la internet (o no usarla) que pueden ser para propio beneficio, para entretenimiento o para participar en lo social.

img3
Tabla 1. Los niveles del modelo de Andersson. Fuente: Andersson, 2004.


Las competencias clave (fundamentales)

En la sección anterior se destacó la relevancia sobre el desarrollo de las competencias que podrían ayudar a superar la brecha digital; “las competencias se definen como una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes adecuadas al contexto” (EC, 2005:3), en éste sentido en el marco de referencia europeo, se establecieron ocho competencias clave: “las competencias clave son aquéllas que todas las personas precisan para su realización y desarrollo personal, así como para la ciudadanía activa, la inclusión social y el empleo; para ello se requiere el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad de iniciativa, la resolución de problemas, la evaluación del riesgo, la toma de decisiones y la gestión constructiva de los sentimientos” (EC, 2005, p.15).

Las competencias clave, destacando la digital, se muestran en la siguiente tabla.

Por su parte, en Estados Unidos fueron denominadas como competencias fundamentales y se identificaron por la comisión denominada SCANS, las cuales se muestra en la tabla número 3.

Para que una competencia reciba el calificativo de clave o básica, debe reunir tres características esenciales (Vivancos, 2008, p.22): • Ser necesaria y benéfica para todo individuo y para la sociedad en su conjunto • Permitir al ciudadano integrarse a redes sociales, • Posibilitar la actualización permanente de conocimientos, y habilidades a lo largo de la vida.

Alfabetización mediacional (media literacy)

La competencia mediacional es “la capacidad de realizar operaciones o tareas de carácter comunicativo, articuladoras entre procesos de diferente naturaleza” (Chan, 2005, p.11). Una visión gráfica de esta definición se muestra en la siguiente figura.

La competencia mediacional se concreta en la realización de mayor o menor complejidad que en la medida en que se repiten como pautas estables dentro de la práctica educativa se pueden constituir en funciones estructurantes del modo de aprender y por ende del modo de conocer. “La alfabetización mediática es la comprensión crítica de los medios de comunicación de masas. Se trata de ser capaz de analizar críticamente los mensajes mediáticos, y reconocer el papel que juegan las audiencias en la construcción de significados de los mensajes” (Shepherd, 1993).

El la carta europea para la alfabetización en medios (British Film Institute, 2006) intenta garantizar la alfabetización mediacional a través de siete destrezas básicas, mientras que en la denominada Agenda de París se emitieron doce recomendaciones para extender la alfabetización audiovisual o mediacional a nivel mundial; la primera de tales recomendaciones apunta a la adopción de una definición inclusiva de alfabetización en medios (UNESCO, 2007).

img4
Tabla 2. Competencias clave para el aprendizaje permanente. Fuente: EC, 2005, p.15.


Alfabetización informacional

La alfabetización informacional “es el referente teórico más consolidado y aceptado por el conjunto de instituciones y asociaciones bibliotecarias de los países desarrollados para definir las competencias informacionales” (Vivancos, 2008, p.37).

En la declaración de Alejandría (IFLA, 2005) sobre la alfabetización informacional y el aprendizaje a lo largo de la vida; se afirmó que la alfabetización informacional se encuentra en el corazón mismo del aprendizaje a lo largo de la vida el cual permite que los individuos, las comunidades y las naciones alcancen sus objetivos y aprovechen las oportunidades que surgen en un entorno global en desarrollo para beneficios compartidos. De esta manera, la alfabetización informacional incluye las competencias para reconocer las necesidades de información y para localizar, evaluar, aplicar y crear información dentro de contextos sociales y culturales.

De esta manera, la federación internacional de asociaciones de bibliotecas e instituciones (IFLA), que agrupa las bibliotecas y profesionales de la información de 150 países, asegura que la alfabetización informacional es la base para conseguir las metas de la declaración del Milenio (ONU, 2000) y de la Cumbre Mundial de la sociedad de la información (ITU, 2003, 2006).

Competencias digitales

La Comunidad Europea (EC), al delimitar la competencia digital, menciona que se sustenta en la alfabetización digital (EC, 2005), es decir, en habilidades computacionales básicas en el uso de las TIC (uso de la computadora para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información y para comunicarse y participar en redes colaborativas vía internet). En otras palabras, la competencia digital entraña el uso seguro y crítico de las TIC para el trabajo, el ocio y la comunicación (EC, 2008).

La alfabetización digital que puede contribuir extraordinariamente a la superación de graves deficiencias estructurales de la sociedad (James, 2001), y es una de las áreas mas importantes y de mayor reto para lograr una sociedad de la información para todos (EC, 2008).

Algunos autores (Virkus, 2003; Vivancos, 2008) refieren que existen tres perspectivas que inciden en la concepción de la competencia digital: la alfabetización en comunicación audiovisual (media literacy), la alfabetización informacional (information literacy) y la alfabetización en TIC (computer literacy/ICT literacy).

Alfabetización en TIC

La alfabetización en TIC (ICT literacy or e-skills) “es usar la tecnología digital, las herramientas de comunicaciones y/o redes para accesar, integrar, gestionar valorar y crear información con el propósito de funcionar en una sociedad del conocimiento” (ETS, 2007, p. 11). Un aspecto importante de la definición anterior, es que evidencia cinco componentes críticos de la alfabetización en TIC, como se muestra a continuación.

La definición anterior refleja la noción de alfabetización en TIC como un continuo de diversos aspectos de la alfabetización, desde las habilidades para la vida hasta los beneficios transformadores del dominio de las TIC.



img5
Tabla 3. Tres tipologías de competencias fundamentales. Fuente: SCANS, 2000, p. 2.


Conclusión

La alfabetización en medios, la alfabetización informacional, las competencias digitales y la alfabetización en TIC, han sido definidas por varios investigadores u organismos internacionales, evidenciando en tales definiciones que se interrelacionan y traslapan ampliamente.

Las instituciones de educación superior deben reconocer y tomar conciencia que la brecha digital es un problema multidimensional y que para subsanarlo deben existir diversas líneas de acción desde las aulas hasta los procesos administrativos de la gestión escolar. Por mencionar un ejemplo, para lograr la alfabetización en TIC, deben integrarse adecuadamente en los planes de estudio el abordaje tanto de las habilidades cognitivas, como de las habilidades técnicas y de las habilidades para el uso y manejo de las tecnologías de la información y comunicación.

Los retos que deberá enfrentar México en las primeras décadas del siglo veintiuno son de tales dimensiones que el sistema de educación superior no podrá estar a la altura de ellos si se limita a crecer, sin una transformación profunda. Deberá tener creatividad para buscar nuevas formas de desarrollar sus funciones y tendrá que hacerlo de tal manera que alcance niveles de calidad muy superiores a los que existen actualmente en el promedio de las instituciones, para ello, es imprescindible asegurar el desarrollo de competencias que hagan esto posible; competencias mediacionales que permitan a los individuos procesos eficientes de tipo comunicativo, alfabetización informacional para reconocer la necesidad de información y ser capaz de localizarla, evaluarla, aplicarla y crear nueva información y conocimientos dentro de contextos sociales y culturales. Adquirir alfabetización informacional que habilite la adquisición de aprendizaje a lo largo de la vida; competencias digitales que permitan el vínculo no solo a lo educativo, sino también en lo social y lo laboral, y competencias en TIC para lograr alcanzar los beneficios transformadores del dominio de las mismas.

La Comunidad Europea ha hecho numerosos esfuerzos por superar la brecha digital a través de programas de acción que abarcan todas las competencias y alfabetizaciones mencionadas anteriormente, aunque han reconocido que aún son áreas que les representan un reto en el logro de una sociedad de la información para todos, de lo anterior no están exentas las Instituciones de Educación Superior de México y América latina, para las cuales significa también uno de sus principales desafíos.

Referencias

Andersson, A. (2004). Digital Divides revisited: towards a model for analysis. Traunsmüller Springer- Verlang. En red. Recuperado en: http://springerlink.com/content/944c023tqmx7ccrx/fulltext.pdf. Consultado en noviembre 10, 2009.

Basulto, E.; et al (2008). Estrategia de Alfabetización informacional para los estudiantes de Ingeniería Agrícola. Revista Pedagogía Universitaria. Volumen XIII número 5. En red. Recuperado en: http://revistas.mes.edu.cu/Pedagogia-Universitaria/articulos/2008/numero-5/189408502.pdf/view. Consultado en octubre 6, 2009.

British Film Institute (2006). European Charter for media literacy. En red. Recuperado en: http://www.euromedialiteracy.eu/charter.php?id=6. Consultado en septiembre 4, 2009.

Chan, M.E. (2005). Competencias mediacionales para la educación en línea. Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 7, No. 2. En red. Recuperado en: http://redie.uabc.mx/contenido/vol7no2/contenido-chan.pdf. Consultado en septiembre 3, 2009.

CEPAL (2008). Panorama Digital 2007 de América Latina y el Caribe. En red. Recuperado en: http://www.cepal.org/SocInfo. Consultado en octubre 26, 2009.

EC (2005). Comisión de las comunidades Europeas Recomendación del Parlamento Europeo y el consejo sobre las competencias clave y el aprendizaje permanente. Reporte final. En red. Recuperado en: http://ec.europa.eu/education/policies/2010/doc/keyrec_es.pdf. Consultado en octubre 30, 2009.

EC (2008). e-Inclusion Ministerial Conference. Digital Literacy European Commission working paper and recommendations for digital literacy High-Level Expert group. En red. Recuperado en: http://ec.europa.eu/information_society/eeurope/i2010/docs/digital_literacy/digital_literacy_group_review.pdf. Consultado en octubre 30, 2009.

Estrada, A. (2001). La sociedad de la información en América Latina. Biblios, revista de biblioteconomía, Archivología y Museografía, volumen 2, número 7. En red. Recuperado en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=16107503. Consultado en octubre, 26, 2009.

ETS (2007). Educational Testing Service International Literacy Panel: Digital Transformation, a Framework of ICT literacy. En red. Recuperado en: www.ets.org/research/ictliteracy. Consultado en noviembre 2, 2009.

Hargittai, E. (2002), “Second-Level Digital Divide: Differences In People's Online Skills”, First Monday, Volume 7, Number 4, April 2002. En red. Recuperado en: http://Firstmonday.Org/Issues/Issue7_4



img6
Fig. 3. Elementos definitorios de la competencia mediacional. Fuente: Chan, 2005, p.12.


img7
Tabla 4. Componentes críticos de e-skills. Fuente: ETS, 2007, p.12.


 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



2014-01-02 21:32:14

Excelente artículo Dr Edel. Saludos cordiales, Mauricio Ondarza



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave

Conectados
recientemente


admin
 
sergioaranda
 
ricardo
 
redeln
 
josearmoya
 
manu
 
sergio
 
tefi
 
the_lone_dreamer
 
fabiang
 
 


   


Últimos comentarios
» Lo siento, no hemos podido migrar automáticamente todos los artículos al nuevo sistema de redcie...
» solo apares el titulo, no puedo ver nada sobre el articulo que busque
» https://pablomolinero.com/escritos/mo...
» Me complace ver el tremendo éxito que, por toda la Internet y en casi todos los idiomas, está te...
» Excelente artículo que deja claro que si meditásemos más se necesitaría menos psicoanálisis. Por...
» Hola queridos amigos: Antes tenía referencia con ustedes pero después ya no pude entrar: http://...
» El pasado 24 de Abril se celebró el Día Internacional del Animal de Laboratorio. En 1979 la Soci...
» referencia: http://io9.gizmodo.com/5900319/scient...
» Ah, estupendo. Duda resuelta. Pues muchas gracias otra vez. Manolo Fontoira
» Ha sido publicado en RED científica y RED filosófica de la forma: http://www.redcientifica.org/c...
» Gracias, Alejandro. A ver si alguien se anima a intentar comprobar la hipótesis. Ya no recordaba...
» Artículo interesantísimo. En efecto, muy útil como hipótesis. Saludos y felicitaciones al autor:...
» Resalto este artículo como muy interesante y me permito sugerir leerlo con mucha atención. Ahora...
» Tengo un par de dudas para quien quiera responder: 1) ¿Qué ejemplos podemos tener de resultados ...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (16)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biología (10)
Cerebro (12)
Ciencia (27)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (23)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (1)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (14)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (4)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (25)
Subjetividad (26)
Tecnología (13)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator