REDcientifica

No es temerario, tiene un bajo control de impulsos
El probable daño de las funciones ejecutivas
2.459 visitas desde el 07/05/2013
Citlalli Del Villar Aguilar
Psicología, Redes Neuronales, Ciencia

Si conoces a alguien que actúa arriesgadamente, podría ser porque no tiene un buen control de sus impulsos y no precisamente porque sea valiente. Una lesión en la parte frontal del cerebro podría estar causando este comportamiento.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

img1
Imagen 1. Un bajo control de impulsos puede provocar conducta temeraria.


Todos en alguna ocasión habremos escuchado halagos hacia alguien con el calificativo de “temerario”. Una persona temeraria sería aquella que actúa en situaciones consideradas como peligrosas, sin importarle mucho el riesgo. Éste tipo de personas, que pueden ser consideradas como valientes y llegan a causar admiración entre algunas personas, pueden estar padeciendo un daño cerebral que les trae como consecuencia un bajo control de impulsos, una deficiente capacidad de medir riesgos y tomar decisiones.

img2
Imagen 2. Un daño en las funciones ejecutivas puede provocar que la persona caiga en adicciones.


El control de los impulsos, la toma de decisiones y la medición de riesgos son parte de las funciones ejecutivas, mismas que corresponden al lóbulo frontal, más específicamente al área prefrontal. Y es el daño en esta zona lo que podría causar esta actitud “temeraria” de la que suele hablarse. Pues este daño es más común de lo que se piensa, pero como consecuencia al poco conocimiento que se tiene sobre sus funciones, los daños pueden pasar desapercibidos por la persona afectada y las personas a su alrededor. O, debido incluso a que sus efectos no son mortales, dicha persona puede pasar por alto el daño a pesar de notar el cambio en su persona.

img3
Imagen 3. No todas las personas que presentan conducta temeraria tienen un daño cerebral.


Cuando se daña esta parte del cerebro, nuestras funciones ejecutivas podrían fallar. Esto implicaría un daño en la capacidad de planeación, memoria de trabajo, fluidez (diseño y verbal, solución de problemas complejos, flexibilidad mental, generación de hipótesis, estrategias de trabajo, seriación y secuenciación.

La metacognición se podía ver afectada también, afectando así procesos como la autoevaluación (monitoreo) y el ajuste (control) de la actividad en base al desempeño continuo. Se podrá ver afectado además, el procesamiento de las emociones y estados afectivos, así como la regulación y control de la conducta.

Además, se podría afectar la capacidad de detección de condiciones ambientales, tanto negativas como positivas (de riesgo o de beneficio), lo que afecta en la toma de decisiones ante situaciones inciertas o impredecibles. Y por último, se podría afectar también a los procesos de inhibición, la detección y solución de conflictos, la regulación y el esfuerzo atencional, así como la regulación de la agresión y los estados motivacionales.

Como podemos darnos cuenta, las funciones ejecutivas -mencionadas antes- son las encargadas de regular nuestra conducta de una forma más “civilizada”, lo cual es característico sólo de nuestra especie humana. Por tanto, sin un adecuando funcionamiento las personas pueden fácilmente caer en adicciones, conductas riesgosas que atenten contra su integridad o la de los demás e incluso incurrir en alguna violación de las normas sociales.

Una forma de identificar un posible daño es cuando la persona muestra cambios drásticos en su forma de actuar, por ejemplo, pasar de ser reservado a ser muy extrovertido e impulsivo. Es por eso que hay que estar alerta ante cualquier golpe o lesión en la cabeza y acudir con el médico de inmediato.

Cabe aclarar que no todas las personas impulsivas tienen daño en el lóbulo frontal, así como tampoco todas las personas consideradas como “temerarias” tienen un bajo control de impulsos, sino que esto último es sólo una posibilidad real que habría que tener en cuenta antes de usar ese término en alguien que actúa en situaciones de riesgo.

Así que ahora, sabiendo todo esto, tendríamos que pensarlo dos veces antes de halagar a alguien por actuar de forma temeraria, pues podría tratarse de alguien con un bajo control de impulsos por daño en el lóbulo frontal del cerebro.

Para más información puede consultar la bilbiografía:

Cortázar, J. C.; Ostroksy-Solís, F. Neuropsicología de lóbulos frontales, funciones ejecutivas y conducta humana. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias, Abril 2008, Vol. 8, No. 1, pp. 47-58.

Cortázar, J. C.; Ostroksy-Solís, F.; Lozano, A. Batería de funciones frontales y ejecutivas: presentación. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias, Abril 2008, Vol. 8, No. 1, pp. 141-158.

Estévez-Gonzáles, A.; García-Sánchez, C.; Barranquer-Bordas, Ll. Los lóbulos frontales: el cerebro ejecutivo. Revista de Neurología. 2000; 31 (6): Pp. 566-577.

Lopera-Restrepo, F. Funciones ejecutivas: aspectos clínicos. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y neurociencias, Abril 2008, Vol. 8, No. 1, pp. 59-76.

Oliva-Delgado, A. Desarrollo cerebral y asunción de riesgos durante la adolescencia. Apuntes de Psicología. 2007, Vol. 25, No. 3, pp. 239-254.

 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



2013-05-07 09:35:23

Interesante agradecido



2013-05-09 08:20:45

Excelente redacciòn y la informaciòn es muy digerible.

Felicidades !



Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» http://www.redfilosofica.org/como_pri...
» Muy bonito, me ha gustado mucho la reflexión, no obstante recomiendo no embriagarse de fantasías...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (10)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (3)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (5)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator