Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/phpmycms/domains/default.inc.php(1) : eval()'d code on line 1
REDcientifica » Sobre la Teoría UDO: resumen muy resumido para un tiempo sin tiempo. - Manuel Medina Zurita
   

REDcientifica

Sobre la Teoría UDO: resumen muy resumido para un tiempo sin tiempo.
La Utopía Realista: connotaciones sociales, políticas y económicas de la teoría UDO
1.631 visitas desde el 04/01/2015
Manuel Medina Zurita

La Teoría UDO pertenece al campo de la filosofía científica, por tanto se basa en el conocimiento científico actual, en las teorías científicas más aceptadas, y también en los sistemas y pensamientos filosóficos más conocidos. Toda teoría de este tipo supone una explicación sobre el mundo o realidad. La explicación que nos ofrece la Teoría UDO sobre el mundo, sobre nosotros mismos, y nuestra mente y la interacción entre mundo y mente, es nueva en su conclusión fundamental y en muchos sentidos, aunque en otros, es sólo novedosa. A veces, esa nueva explicación, como ocurre en este caso, tiene la capacidad de convertirse en una nueva forma de ver la vida y comprender el mundo y, por tanto en una nueva mentalidad. Y toda mentalidad produce una consecuente conducta, un comportamiento que se derivará de aquella mentalidad. La teoría se hace así praxis. La nueva Teoría se convierte entonces en un paradigma global: una nueva mentalidad que se traduce en una nueva conducta para con nosotros mismos, los demás y la naturaleza. Y ello cambia nuestra forma de pensar y de vivir. Y también presenta extensas connotaciones, derivaciones e implicaciones sociales, políticas, económicas, ideológicas...


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

SOBRE LA TEORÍA UDO: “RESUMEN MUY RESUMIDO” (*) PARA UN TIEMPO SIN TIEMPO. (*) Texto extraído del tercer libro sobre la Teoría UDO -obra de carácter divulgativo, aún sin editar en fecha noviembre 2014-. El texto se ha modificado en cierta medida para convertirlo en el presente artículo, a publicar en Red Científica y en otros medios similares. A los usuarios de Red Científica, el artículo les puede parecer de texto algo simple y reiterativo, les pido disculpas y que tengan en cuenta que este futuro libro responde a un esfuerzo de difusión, de praxis de aquella "democracia cognitiva" de Morin.

Al comentar a un conocido que estaba escribiendo el tercer libro sobre la Teoría UDO (*), surgieron las preguntas: ¿Qué es “La Teoría UDO”? ¿De qué trata? ¿Por qué titulas al segundo de los libros “La Utopía Realista”? ¿Qué importancia tiene para nosotros? ¿Cuáles son sus implicaciones en nuestra vida diaria, si es que las tiene, sociales, políticas y económicas…? ¿Cómo puede ayudarnos una teoría de filosofía científica a resolver, aunque sea con una solución parcial, nuestros actuales problemas individuales y colectivos como si fuera el resultado de algo utópico pero realizable? (*) Ver al final de artículo: libros sobre la Teoría UDO.

Todas estas preguntas, además de ser o parecer una muestra de interés, llevaban implícito un mensaje entre líneas que decía: está bien, estoy dispuesto a escuchar durante un minuto, y a concederte un tiempo del que dispongo muy poco, para que me expliques qué es “todo esto”, pero hazlo deprisa y con claridad, porque, reitero, no tengo tiempo. Así que hazme un resumen muy resumido. (Evidentemente, para mi interlocutor, su tiempo, como para todos nosotros el nuestro, era escaso e importante).

Con esas palabras, aunque halagando mi supuesta capacidad para sintetizar, no se aceptaba que no se puede resumir tanto -sin destrozarla- una temática tan amplia, y mucho menos sus aún más amplias connotaciones científicas, derivaciones filosóficas, e implicaciones sociales políticas y económicas. Se me estaba diciendo que un trabajo de décadas era tan leve que se podía expresar en un minuto, o en menos, como en una entrevista de televisión de nuestro tiempo sin tiempo para nada importante. Pero no se me daba otra opción, así que, pedí yo bisturí y lo intenté, en el menor tiempo posible:



La Teoría UDO pertenece al campo de la filosofía científica, por tanto se basa en el conocimiento científico actual, en las teorías científicas más aceptadas, y también en los sistemas y pensamientos filosóficos más conocidos.

Toda teoría de este tipo supone una explicación sobre el mundo o realidad. La explicación que nos ofrece la Teoría UDO sobre el mundo, sobre nosotros mismos, y nuestra mente y la interacción entre mundo y mente, es nueva en su conclusión fundamental y en muchos sentidos, aunque en otros, es sólo novedosa.

A veces, esa nueva explicación, como ocurre en este caso, tiene la capacidad de convertirse en una nueva forma de ver la vida y comprender el mundo y, por tanto en una nueva mentalidad. Y toda mentalidad produce una consecuente conducta, un comportamiento que se derivará de aquella mentalidad.

La teoría se hace así praxis. La nueva Teoría se convierte entonces en un paradigma global: una nueva mentalidad que se traduce en una nueva conducta para con nosotros mismos, los demás y la naturaleza. Y ello cambia nuestra forma de pensar y de vivir.

Al ofrecer una nueva explicación sobre el edificio de la realidad, cambia el edificio… en la medida que corresponde a las posibilidades humanas.

A pesar de seguir una metodología ortodoxa, la explicación a la que llega la Teoría UDO sobre el mundo –o realidad-, es nueva. Se diferencia esencialmente de la que ofrecía el paradigma del siglo XVII (*) y otros paradigmas anteriores, como el clásico o el medieval -escolástico-.

(*) El paradigma del XVII, el modernismo científico, aunque ya obsoleto, es el vigente y predominante en mentalidades y conducta en occidente.

La Teoría UDO ofrece una conclusión distinta a la ahora vigente y aceptada sobre la estructura básica y funcionamiento esencial de la realidad, y de la mente humana, y de la interacción entre ambas, mente y realidad. La Teoría UDO se apoya fundamentalmente sobre los últimos conocimientos científicos –física cuántica, astrofísica, neurología, biogenética…- que, lógicamente, no formaban parte de la mentalidad del siglo XVII, y menos aún de las etapas históricas anteriores.

Desde el siglo XVII –paradigma del modernismo científico- y hasta ahora se piensa que la realidad o mundo es sólo material, que la base del universo –y de nosotros- es el átomo material, que las órbitas de los cuerpos celestes son elípticas, que la esencia del mundo es la lucha dual –Heráclito- y dialéctica –Hegel, Marx-, y que la vida ha evolucionado por selección natural competitiva –Darwin-, la ley de la selva, la ley del más fuerte o de mayor capacidad de adaptación… etc. Desde Aristóteles, y continuó siendo aceptado en el siglo XVII, creemos que si una propuesta afirma algo y otra lo contrario, una es verdad y la otra es mentira, por tanto, que la verdad es única.

La Teoría UDO establece una nueva estructura básica y esencial para el mundo y una nueva ley de funcionamiento básico y esencial. Y de ahí surge una nueva explicación sobre nosotros, nuestro mundo y nuestra realidad, que cambia los principios del párrafo anterior, desde el criterio de verdad, a las órbitas celestes y la base y esencia del universo y de nuestros organismos.

La nueva unidad básica, estructural y funcional, que propone la Teoría UDO, para la realidad o mundo es: la UDO (Unidad dual Opuesta) sustituyendo a la DO (Dualidad Opuesta). Y la ley de funcionamiento universal propuesta por la Teoría UDO es: el Equilibrio Dinámico. (*)

(*) Propone a la UDO en sustitución de la dualidad opuesta, a la UDO cuántica en sustitución del átomo material y al Equilibrio Dinámico en sustitución de la dialéctica. Ocurre que estas propuestas, al ser diferentes de las actualmente vigentes y predominantes, cambian nuestros conceptos sobre la vida biológica, la evolución de las especies, nuestra forma de ver y comprender el mundo, la socioeconomía, la política, la religión…la vida humana en general y nuestra forma de vivir, pensar y actuar.

Debido a las importantes connotaciones de estas conclusiones, el segundo de los libros sobre la Teoría UDO: "La Utopía Realista", se dedica a desarrollar las repercusiones sobre nuestro futuro de esta nueva comprensión y visión del mundo y de nuestra mente, y su influencia sobre nuestra vida personal y colectiva en los aspectos sociales, políticos, económicos, ideológicos….

La teoría UDO llega a sus conclusiones sólo después de un largo proceso de investigación –inductivamente-, basándose en la observación de los hechos reales, de la vida cotidiana y de las leyes y conocimientos científicos -deductivamente-.

Es solo después de ese extenso trabajo de investigación cuando nos dice nuestra Teoría que la Unidad Dual Opuesta, o UDO, es la estructura y función básica y esencial de la Realidad en todos sus ámbitos (*) y que el Equilibrio Dinámico es la ley fundamental natural y universal.

(*) Para la Teoría UDO, los ámbitos en que se divide -sin dividirse- la Realidad son cuatro: A) microscópico y cuántico, B) astronómico, C) realidad “cotidiana” o mundo de las dimensiones medias o intermedias y D) mental humano. Son como cuatro mundos, distintos y separados, pero al mismo tiempo indistintos, unidos e interdependientes, interactuantes.

La Teoría UDO se basa en un axioma universal: el axioma de la necesidad de la diversificación. Es el siguiente: si, según la ciencia, la realidad o universo actual surgió de la expansión (Big-Bang) de una unidad de energía homogénea original, esta unidad, para llegar a generar la plural y diversa realidad actual, tuvo que DIVERSIFICARSE… necesariamente. Aunque el universo se estuviera creando y destruyendo constantemente -teoría de los ciclos cosmológicos perfectos, alternativa a la del Big-Bang-, la diversificación sería una necesidad.

Es evidente que una Unidad, para convertirse en plural diversidad, tiene que dividirse, pluralizarse… en resumen, diversificarse. Y esta diversificación es una necesidad –en términos racionales, filosóficos y científicos-, no es una contingencia.

Este axioma es también válido para la mentalidad creyente (no ya científica -no estaríamos ya en la Teoría UDO, que es filosofía de la ciencia- sino metafísica): Dios, para crear este mundo plural y diverso a partir de su mente o voluntad, que es única –aunque a la vez puede ser o hacerse plural y diversa, según la explicación udológica-, tuvo que generar un proceso de diversificación, ya sea dentro de sí mismo, o fuera de sí mismo. Y si no hubo un “proceso” tuvo que haber, necesariamente, una creación de facto de la diversificación, la creación de una de una realidad ya diversificada.

Y la manera en que se puede diversificar una unidad (que no puede dejar de ser o existir (Dios), o/y que no puede crearse o destruirse, pero sí puede transformarse (la energía), es mediante la estructura y función UDO. Si decimos que la Unidad primaria se diversifica a través de la oscilación dinámica en grados que se presentan como realidades Únicas pero Dualmente Opuestas… puede que aún no se entienda, pero lo explicaremos en breve:

La temperatura, por ejemplo, es una característica de la realidad, y es una pero normalmente la vemos subjetivamente como formada por dos opuestos [calor-frío] y objetivamente como formada por una escala de grados –convencionales, que en realidad son infinitesimales-.

Para la Teoría UDO, la temperatura, al ser una pero al mismo tiempo dual y opuesta, es una UDO, una Unidad Dual Opuesta. Esa unidad se hace dual por nuestra visión mental subjetiva, pero, objetivamente, cada uno de los grados infinitesimales de la UDO temperatura es una realidad distinta de los demás grados –aunque a la vez se trata de la misma realidad, de la misma unidad-. Por eso la unidad “temperatura” se diversifica, se divide sin dividirse, al oscilar y generar diversos grados, infinitesimalmente.

La temperatura es una unidad que se divide o diversifica sin dividirse, sin dejar de ser una. Y lo mismo ocurre a todas las cualidades de la realidad, porque todas son UDOs: la luminosidad, la densidad, el tamaño…

Y ahora repetimos lo que antes aún no se entendía: la Unidad primaria se diversifica a través de la oscilación dinámica en grados que se presentan como realidades únicas pero Dualmente Opuestas.

Después de la diversificación global, la Realidad que es ahora continúa siendo lo que era y continúa siendo una Unidad, pero ahora está transformada, dividida en multitud de aspectos, en grados infinitesimales Dualmente Opuestos, luego ya está diversificada sin dejar de ser una.

Y cada uno de esos grados infinitesimales de cada UDO es una realidad distinta de las demás. Por ello, una temperatura dada es una realidad diferente de otra distinta, y un grado determinado de luz es una realidad también distinta de otro grado de menos luz o mayor oscuridad.

Por consiguiente, toda nuestra realidad universal, primordialmente única, está diversificada en una gran cantidad de UDOs, de Unidades Duales Opuestas, y está diversificada gracias a ellas, gracias a sus grados infinitesimales en predominio alternativo espaciotemporalmente dinámico. Esta última frase quiere decir que la temperatura, como toda UDO, va oscilando, cambiando en cada punto espaciotemporal, va variando en el espacio y en el tiempo, con un cambio dinámico y constante.

Por eso, la Realidad es Una, pero también y a la vez es plural y diversa, gracias a su Dualización en Oposición gradual y dinámica, en Equilibrio Dinámico. Evidentemente también gracias al tiempo y al espacio, al espaciotiempo, que confieren ese aspecto de cambio dinámico pero estable (*) a la realidad universal.

(*) Todo cambia, a cada instante, pero a la vez todo permanece.

Viendo la cara de extrañeza de mi interlocutor –y suponiendo que lo más probable es que no hubiera entendido nada o casi, aunque yo hubiera sido extremadamente reiterativo- le dije que ampliaría y simplificaría mi explicación con ejemplos prácticos, cotidianos y de su interés –las connotaciones e implicaciones de la Teoría UDO- que sí entendería, si me daba unos minutos más (un verdadero abuso de su muy valioso tiempo).

Así que continué:

Nuestra teoría tiene connotaciones con todos los aspectos más prácticos y cotidianos de nuestra vida.

Afirma, por ejemplo, que todas las ideas, ideologías y opiniones que produce nuestra mente tienen una estructura UDO (Única pero gradual y Dualmente Opuesta): [izquierda – derecha] políticas, [ateísmo – religiosidad]… (Y esto es así porque nuestra mente es unidualista, udológica, tanto en su estructura fisiológica como en su funcionamiento e ideas).

Así uno puede ser, en mayor o menor grado, de izquierdas o de derechas, ateo o creyente… aunque siempre estará situado en un determinado grado de la escala infinitesimal de grados posibles.

Esta connotación udológica presenta grandes implicaciones sociales que nos convienen e interesan sobremanera, porque hacen que la mente que tenga acceso a ellas y las comprenda, por el hecho de entenderlas se vuelva más tolerante, más pacífica, más auténticamente democrática –como explicaremos en los siguientes párrafos-.

En el polemismo natural de nuestra mente e ideas, podemos adoptar personalmente una postura dualista y dialéctica –antiguo paradigma siglo XVII y anteriores- que sería la siguiente: [A contra B, y viceversa, hasta la muerte o destrucción del contrario]. Es una postura antidemocrática, que puede adoptar una pose falsamente democrática: vamos a debatir democráticamente, que yo te demostraré que tengo toda la razón y tú ninguna.

O podemos aceptar una posición unidualista –nuevo paradigma siglo XXI paradigma udológico (Teoría UDO): [A opina de distinta forma que B, y viceversa, pero aunque opinan dual y opuestamente, ambos saben que todas y cada una de sus opiniones forman parte de una misma unidad indestructible y aceptan que la lucha no tiene porqué ser necesariamente a muerte, incluso ni siquiera tenemos que luchar, y podemos llegar al acuerdo práctico en muchos temas… ya que la diversidad es una esencia de la realidad –sin diversidad, esta realidad no podría ser-]. Es una postura auténticamente democrática: respeto tus ideas; no intento cambiarlas; busco soluciones de consenso para los problemas de ambos y de todos…

Como vemos, hay una gran diferencia entre Dualidad Opuesta y Unidad Dual Opuesta. Refiriéndonos al ámbito mental humano, y en el terreno cotidiano, casi anecdótico y humorístico, un ejemplo trágico-cómico de Dualidad Opuesta mental sería que alguien –muy ceporro- afirmara: con esta temperatura concreta que ahora tenemos hace calor, O hace frío, y si dices lo contrario, mientes –y llegaré hasta la discusión y la lucha contigo si mantienes una opinión opuesta a la mía-.

En cambio, para este mismo ejemplo de la temperatura que percibimos en un momento dado, una Unidad Dual Opuesta mental –pensando de forma udológica- sería: aunque hace la misma temperatura objetiva, subjetivamente hace calor para ti Y hace frío para mí, o viceversa… bien por diferencia de aclimatación geográfica, (por ejemplo, porque uno sea ruso y otro keniata), o por otro motivo geográfico o fisiológico.

Así que, según la Teoría UDO, no se trata, o no debería tratarse, de (izquierda O derecha), sino de [izquierda Y derecha]. No se trata de (ateísmo O creencia religiosa o espiritual), sino de [ateísmo y creencia religiosa Y espiritual]… y así en todas las polémicas, que, según la Teoría UDO, deberíamos ver –nos conviene en gran medida verlas así- como grados opuestos de una misma unidad, NO como dos enemigos distintos e irreconciliables, ni como dos realidades clara y distintamente (Descartes) diferentes y en lucha dialéctica (Heráclito, Hegel, Marx) a muerte, con predominio selectivo del más fuerte (Darwin).

Aunque hay otras muchas, ésta es la connotación ideológica, fundamental y crucial de la Teoría UDO. Éste sería el efecto trascendental de la comprensión de la Teoría UDO y de su nueva visión del mundo y sobre la mente humana: transformar a la mente humana, haciéndola más auténticamente democrática y tolerante, por tanto, más pacífica...

Y es que el conocimiento de la Teoría UDO convertiría a nuestra bélica, belicista y beligerante mente polemista que piensa y ve la realidad y mundo en forma de dualidades opuestas (ateos contra creyentes, izquierda contra derecha, islamistas contra occidentales, capitalismo contra comunismo… o viceversa), en una mente muy distinta, que vería todos los aspectos de la realidad desde la perspectiva UDO: una pero al mismo tiempo plural y diversa.

Nuestro mundo mental se vería entonces como una más pacífica, democrática y cooperadora diversidad gradual o gradacional de opiniones, convicciones, ideas e ideologías plurales y diversas. Tendríamos entonces una mente de lógica unidualista y no una mente de ilógica lógica dualista dialéctica. (y en esto se basa EL NUEVO PARADIGMA como nueva mentalidad).

Según la visión unidualógica del mundo, unos somos de izquierdas Y otros de derechas –en diversos grados- Unos somos ateos Y otros somos creyentes… siempre en diversos grados. Y por ello no tenemos más razón unos que otros. El mundo ideológico, y el natural, es así; no es “o blanco o negro”; es blanco y negro y con todos los matices y grados de gris –y del resto de colores- posibles… todo a la vez, todo al mismo tiempo.

RESUMIENDO –por si acaso aún no se ha reiterado lo bastante-

Esta es la postura DUALISTA. La “O” anterior de la polemista DO o dualidad opuesta, se puede traducir como “o estás conmigo, o estás contra mí y en este caso eres mi enemigo, y te haré la oposición destructiva, hasta llegar a la guerra si hace falta”.

Esta es la postura UNIDUALISTA. La “Y” de la pacificadora UDO se traduce por: “entiendo y comprendo que la diversidad biológica y mental humana es esencia de la vida… que tú puedes opinar y de hecho opinas de forma gradualmente más o menos diferente o más menos parecida a la mía en muchas cuestiones… y por ello no somos necesariamente enemigos. Trataré de cooperar constructivamente contigo y con los demás en la medida en que no tenga que renunciar a mis convicciones –aunque haya temas innegociables, como los derechos humanos, por ejemplo-”.

Así que, el antiguo pero vigente paradigma, en el dualismo opuesto (después –históricamente- dualismo dialéctico: “dialéctica” hegeliana, dialéctica marxista…) es la guerra, la violencia en diversos grados, mientras que en el nuevo paradigma del siglo XXI, conciencia y mentalidad udológica, unidualismo opuesto, es la paz, también con sus distintos grados y ámbitos. Esa paz no implica ausencia de democrático debate, de hecho, hace más auténticamente democrático el debate.

Entonces, la Teoría UDO nos ofrece una nueva forma de ver y comprender al mundo (mucho más útil, práctica y conveniente y basada en el conocimiento científico actual más serio y riguroso).

La teoría UDO cambia muchas ideas y conceptos que hasta ahora dábamos por aceptados, como por ejemplo: que la base de todo –y de nosotros mismos, de nuestro cuerpo y mente- es la materia y su unidad y estructura básica es el átomo, que los cuerpos celestes giran en órbitas elípticas, que la verdad es una sola y lo opuesto es mentira, que podemos manipular y explotar a la naturaleza sin miramientos en función de nuestros intereses materiales sin sufrir graves consecuencias (*)…

(*) De esto último ya nos estamos convenciendo, mediante desastres naturales…

Una UDO (Unidad Dual Opuesta) es una estructura única, es una única escala gradual infinitesimal de intensidades de vibración o fluctuación, pero que siempre vemos -subjetivamente- como si estuviera formada por dos fuerzas o tendencias que se oponen y se enfrentan entre sí. Estas dos tendencias opuestas van cambiando en intensidad, oscilando, fluctuando constantemente, y predominan gradual y alternativamente una sobre la otra, como por ejemplo: temperatura [calor - frío]. A veces hace calor, a veces frío. En cada punto espaciotemporal la temperatura va cambiando, y va predominando el calor, o el frío. Los “grados” concretos son producto de acuerdo subjetivo humano; lo que existe realmente es una escala infinitesimal de variaciones.

Y en otro ejemplo, también de fácil comprensión, el cerebro humano es una UDO neurofisiológica: Un sólo cerebro, formado por Dos lóbulos, que ven y comprenden el mundo de manera Opuesta en todas las opiniones, ideas, ideologías…

El cerebro humano, como todas las UDOs, es uno, es dos, y es tres, todo ello al mismo tiempo. O sea, es a la vez unidad, dualidad y trinidad. (*)

(*) La Teoría UDO desvela –opinamos-, y constata desde la perspectiva de la filosofía de la ciencia, el misterio de la Santísima Trinidad. Según la Teoría UDO todo está hecho de unidades que a la vez son dualidades, y al mismo tiempo son trinidades, y simultáneamente son plurales y diversas.

Y por todo ello, todas nuestras ideas, opiniones e ideologías son UDOs mentales: [izquierda – derecha], [ateísmo – religiosidad], [crisis – desarrollo, progreso], [mente en negativo - mente en positivo]…

Los opuestos -las polémicas y hasta bélicas dualidades opuestas subjetivas- son, vistos objetivamente desde la Teoría UDO, como escalas de grados infinitesimales de una misma entidad estructural de la Realidad, que subjetivamente vemos como dos fuerzas o tendencias opuestas.

Nos dice además nuestra Teoría de filosofía de la ciencia que la Realidad funciona mediante una ley fundamental que es el Equilibrio Dinámico, o sea, el predominio alternativo temporal gradual entre los opuestos uniduales, en todos los ámbitos y materias: (ahora hace calor, luego progresivamente, gradual e infinitesimalmente, hará más frío y luego otra vez calor; ahora hay más luz, luego habrá más oscuridad y de nuevo amanecerá; ahora gobierna la izquierda, luego la derecha; ahora hay paz, luego habrá guerra -si no lo evitamos-; ahora hay crisis global y cambio climático, luego vendrá el Apocalipsis global y con el desastre global comenzará otra forma de vida –si tampoco lo evitamos-… etc.).

Y nos dice nuestra teoría que nuestra mente, la de todos y cada uno de nosotros, puede estar en negativo o en positivo en distintos grados. (Dicho lo de “negativo –positivo” en términos genérales, pragmáticos, realistas… y no excesivamente esotéricos ni relativos a un ingenuo optimismo).

Y afirma el pensamiento udológico que la forma y calidad de nuestras vidas individuales y personales depende, parcialmente y en lo voluntario, de nuestro estado mental y consecuentes decisiones y conducta. Y que el futuro de la humanidad depende en parte de la media de negatividad y positividad mental de la humanidad, del grado en el que se encuentre la consciencia colectiva en cada momento.

Salvo excepciones, la especie humana constituye ahora mismo, en su mayor porcentaje individual y globalmente, un cáncer letal, un gran número de células cancerosas malignas. Los humanos se comportan, o nos comportamos, como virus o bacterias destructivas y no sinérgicas, para el planeta y su vida conjunta.

Si algo hay de más importante en todo lo expuesto, -tan intelectual y abstracto, tan teórico y utópico-, es la consecuencia real, realista y pragmática de que la Teoría UDO, si es aceptada por la mente humana, se transformará en un nuevo paradigma para el siglo XXI.

Un nuevo paradigma es una nueva forma de ver y comprender el mundo, transformable en una consecuente nueva consciencia, mentalidad y conducta (una especie de guía o directriz global de pensamiento y de acción en la práctica.).

Y no hay nada más práctico que lo siguiente: al cambiar nuestras mentalidades y comportamientos, este nuevo sistema de pensamiento y acción puede ayudarnos a salir de la problemática situación actual tanto individual como colectivamente –eso es la utopía realista-: antes –ahora, actualmente-, se deforestaba más, a partir de ahora se reforestará más; antes los negocios y el comercio contaminaban; ahora habrá un gran negocio en la descontaminación y en las energías limpias… antes predominaba el pensamiento negativo y dualista: (guerras, ambición, explotación, crisis, especulación, hambre y miseria, destrucción medioambiental…), luego -con la Teoría UDO como nuevo paradigma y como utopía realista-, predominará el pensamiento udológico, unidualista, y la acción positiva (paz, democracia, tolerancia, desarrollo y progreso sostenible, revalorización de la Naturaleza…).

Serán las mentes humanas, cada una de ellas en su ámbito de influencia, las que producirán los cambios citados. Todo ello, aunque el mundo, y el ser humano, continúen como siempre, con su problemática e imperfecta naturaleza, pues, como tantas veces reiteraremos, la perfección del mundo reside en su aparente imperfección.

Y hablamos de hechos comprobables: aquí no hay nada que “creer”, sino que comprender, contrastar y luego hacer.

No obstante, para conseguir en nuestro mundo y en nuestra vida las mejoras citadas sí que hay una condición imprescindible, que es muy simple: hacer lo que hay que hacer y no quedarnos en los “deberíamos de hacer” tal o cual cosa.

Veámoslo con un ejemplo: si quisiéramos cuidar nuestra salud y ponernos más en forma, no sólo “deberíamos de” cuidarnos la alimentación, hacer algo de ejercicio y practicar técnicas de relajación y control del estrés… ¡tendríamos que hacerlo! Lo teórico sin ser llevado a la práctica se queda en nada.

Pues, igual de claro y de comprobado, la Teoría UDO nos clarifica qué es lo que hay que hacer para lograr una posible solución parcial realista a nuestros graves problemas actuales.

¿Cuál es la causa de nuestros problemas?

Si nos referimos a los problemas creados por la conducta humana, la causa es nuestra mentalidad –que surge de nuestro paradigma global actualmente vigente, de nuestra forma de ver y entender el mundo- y la conducta que de ello se deriva.

Entonces, lo que hay que hacer es cambiar nuestro paradigma global mental y nuestra conducta para con los demás, para con nosotros mismos y para con el planeta, y aprender, cada uno y cuantos más mejor, a pensar en positivo y a actuar en consecuencia. Y sin este cambio en la consciencia y en la acción práctica y pragmática, la propia Teoría, como todas las demás, no quedará más que en vana palabrería y fútil charlatanería.

Luego, la fuerza motriz fundamental que pretende utilizar la Teoría UDO para ayudarnos a nosotros mismos, es la mente humana, nuestra propia mente, nuestra voluntad. (Con ello le damos la razón a Einstein, y a su frase que la TV nos divulgaba en un anuncio en los días de 2010, en la que afirmaba que ).

Lógicamente, al pensar y actuar con una mente y una conducta más positivas, nuestras vidas individuales mejorarían en todos sus aspectos y en temas tan básicos e individualistas como los relacionados con la salud, la economía o las relaciones personales y profesionales... pero también en todos los temas colectivos y sociales.

El plan de acción consiste entonces en conseguir la suma del mayor número posible de pensamientos positivos individuales y sus acciones correspondientes, así como la organización social y colectiva que de ello se derivará.

Se trata de cambiar el paradigma, la mentalidad y la consecuente conducta para con nosotros mismos, los demás y la naturaleza. Este cambio es individual y colectivo, y de intensidad gradual y porcentual con respecto a cada mente y a cada comportamiento personal. Es un cambio global, educativo, político, socieconómico, de valores y principios…

La Teoría UDO impulsa directamente este plan de acción porque nos ayuda a comprender, con una nueva y más realista visión –y más acorde con el conocimiento científico actual-, la estructura y funcionamiento del mundo y de nuestra propia mente, y a usarla mejor, con mayor eficacia y positividad. Pero la Teoría UDO no se queda en meras intenciones teóricas: demuestra lo que afirma con experimentos comprobables por cualquier persona en experiencias directas y personales, sin dudas ni escepticismos posibles. Una vez aceptado que somos nosotros, cada uno con nuestra parte de responsabilidad, quienes hemos desestabilizado el Equilibrio Dinámico natural y que por ello estamos sufriendo las consecuencias -crisis general, crisis sectoriales, crisis económicas, cambio climático…- podemos, usando conocimientos nuevos y ancestrales, equilibrar lo que ahora está desestabilizado debido a nuestro comportamiento hasta ahora mayoritariamente manipulador y destructivo.

Con la Teoría UDO podremos, si queremos. Sin ella, o similar, no podremos, aunque queramos.

Más información: lateoriaudo.blogspot.com lautopiarealista.blogspot.com

Libros sobre la Teoría UDO: 1) “Introducción a la Teoría UDO”. Para el ámbito académico y personas introducidas en filosofía de la ciencia. Presentada en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Sevilla, en 2013.

2) “La Utopía Realista”. “La Teoría UDO. El nuevo paradigma del Siglo XXI”. Para dirigentes sociales, políticos y económicos y para lectores/as interesados/as en estas temáticas ideológicas y pragmáticas. Publicada en 2014.

2) “Divulgación sobre la Teoría UDO”. Para que sea comprendida por el mayor número posible de personas.

3) “Tratado sobre la Teoría UDO”. “Discurso del nuevo método”. Tesis sobre la Teoría UDO, amplia y detallada, seria y rigurosa. Obra que –se pretende- será firmada junto con el autor por un amplio equipo interdisciplinar y que estudiará la Teoría UDO desde las diversas disciplinas filosóficas y científicas.



 ¿Te ha gustado este artículo?
Colabora con
REDcientifica
desde 1 euro


  



Comentarios



2015-01-05 00:15:35

"Salvo excepciones, la especie humana constituye ahora mismo, en su mayor porcentaje individual y globalmente, un cáncer letal, un gran número de células cancerosas malignas. Los humanos se comportan, o nos comportamos, como virus o bacterias destructivas y no sinérgicas, para el planeta y su vida conjunta. " Estoy de acuerdo



2015-01-05 08:51:26

Tal como se describe aquí, la teoría UDO no me parece realmente una teoría filosófica que establezca una hipótesis sobre la naturaleza de algo esencial o de la realidad, sino mas bien un concepto y una propuesta (y una teoría filosófica si se quiere) en relación a la percepción, la reflexión y la comunicación de la realidad. No sobre lo que es, sino sobre lo que se percibe que es, la forma en la que reflexionamos sobre lo que es y la forma en la que lo comunicamos; y en concreto una forma de observar, de pensar y de comunicarse que pone énfasis en la unidad y el acuerdo, en contraposición a la dualidad y el enfrentamiento. La mente humana se ve atraida por los conceptos claros, ideales, del tipo si-no, cuando gran parte de la realidad si no toda, se muestra mas difusa, gradual, y las verdades resultan no ser absolutas. Lo que aquí se propone es una actitud mental flexible en contraposición a la rigidez de conceptos. Así al menos lo entiendo e invito al autor a que confirme disienta o matice. Gracias.



2015-01-16 21:26:45

En primer lugar, agradezco, mucho, su interés y sus comentarios.

Confirmo, disiento y matizo. La Teoría UDO sí es una teoria pero NO es filosófica como se dice en el comentario sino filosófico-científica.

Sí establece la Teoría UDO una hipótesis sobre la realidad -y una verdadera objeción sería la que tratara de rebatir la propuesta udológica-. La propuesta es sobre la estructura básica y esencial y la ley de funcionamiento básica y esencial de la realidad. La Teoría UDO dice que la estructura básica y esencial de la realidad es la UDO y que la ley fundamental universal es el Equilibrio Dinámico.

Toda teoría científica, o de filosofía de la ciencia, trata sobre lo que se percibe que es, sobre la realidad tal y como la percibimos; si hacemos otra cosa estaríamos en filosofía o en metafísica, pero no en ciencia. Y la Teoría UDO, reiteramos, es filosofía de la ciencia.

La mente humana piensa, ha pensado hasta ahora, en términos dualistas. La Teoría UDO piensa en términos unidualistas, y toda la ciencia y todas las ciencias le dan la razón: fisiología: el cerebro es una UDO, una Unidad formada por Dos lóbulos que ven y comprenden el mundo de formas Opuestas pero complementarias... Física cuántica: la estructura mínima que constituye los átomos, las moléculas, los seres vivos, los cuerpos celestes y al ser humano... es una UDO: es materia, pero a la vez es no materia, es material pero al mismo tiempo es pura energía inmaterial, y es las dos cosas a la vez... etc.

El pragmatismo también está de nuestra parte: la mente y el pensamiento dualista es cavernícola... pero hoy hay bombas atómicas y no podemos permitirnos el lujo de pelearnos como cavernícolas.

En cuanto al resto, bastante de acuerdo con su interpretación hasta donde llega, pero creo que no se ha captado la importancia crucial del pensamiento udológico. Le invito a que relea el artículo más lentamente, el otro y primer artículo sobre la Teoría UDO, así como los dos libros ya publicados... etc. La Teoría UDO es algo muy profundo, extenso y complejo y su TREMENDA importancia en la situación actual de choque de civilizaciones e ideas en un proceso de globalización galopante, no puede juzgarse por un mero artículo que no es más que un esfuerzo de difusión y divulgación, una excesiva síntesis tratándose de la Teoría UDO.

No obstante, Vd. al menos, lo ha leido. Gracias.





Enviar un comentario anónimo
Los comentarios se publican de forma anónima, pero puedes indicar tu nombre o nick en el propio comentario. No se permiten caracteres html, pero puedes poner la URL en una línea independiente de la forma http://www.ejemplo.com/ y la convertiremos en un link.

¿Eres humano? 

REDcientifica

Ciencia, Tecnología y Pensamiento

¿Has olvidado tu contraseña?
Usuario o Email
Clave


   


Últimos comentarios
» Se supone que el cerebro es hipoactivo durante un paro cardíaco. Sin embargo, el estado neurofis...
» Les recomiendo leer la fuente original de la información http://m.pnas.org/content/110/35/1443...


Temas
Antropología (12)
Aprendizaje (18)
Arte (1)
Astronáutica (1)
Biografía (1)
Biología (11)
Cerebro (12)
Ciencia (28)
Ciencia-ficción (2)
Computación Evolutiva (1)
Consultoría (5)
Cosmología (4)
Cuántica (6)
Ecología (5)
Economía (23)
Educación (24)
Ética (13)
Evolución (8)
Filosofía (68)
Física (13)
Futuro Vegano (2)
Genética (4)
Gnoseología (7)
Historia (3)
Informática (8)
Ingeniería (3)
Inteligencia Artificial (9)
Lingüística (2)
literatura (1)
Lógica (3)
Marketing (8)
Matemáticas (6)
Medicina (24)
Método Científico (9)
Negocios (2)
Neurociencia (2)
Política (12)
Programación (4)
Psicología (15)
Química (1)
REDcientifica (6)
Redes Neuronales (3)
Robótica (5)
Sensocentrismo (1)
Sistemas Complejos (4)
Sociología (26)
Subjetividad (26)
Tecnología (15)
Visión Artificial (1)

 redcientifica.org en Twitterredcientifica.org en Facebookredcientifica.org en Google+ 

redcientifica.org en LinkedIn



CSS Validator